Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views :
    img

    La Cueva de los Tayos

    /
    /
    /
    81 Vistas

    Esta enigmática cueva, que recibe su nombre del pájaro del mismo nombre, es un autentico enigma. Pues de ser ciertas las hipótesis que se barajan sobre ella, nos obligarían no a reescribir algunos renglones de la historia, sino a hacer un borrón y cuenta nueva.

    Para empezar hay que decir que dicha cueva está llena de imitadoras. Hay decenas de cuevas en las cuales se puede entrar fácilmente y los guías te dirán que es la auténtica cueva de los tayos. La verdadera cueva es inaccesible para el público corriente. Para poder llegar hacen falta días de camino por el bosque, utilizar tirolinas oxidadas, montar en mulas que te llevaran por caminos inaccesibles o incluso tener que contratar a un piloto de avioneta para que salve dichos obstáculos.

    Una vez en la cueva, habrá que descender una primera bajada de 80 metros, seguida de otra de 20. En total 100 metros, lo equivalente a un edificio de 30 pisos. Además habría que contar con la ayuda de la tribu de los Shuars (también conocidos como jíbaros), los cuales no son nada amigos de los investigadores, pues entienden que dicho patrimonio les pertenece y la gente se enriquece con ello.

    La Cueva de los Tayos

    ¿Qué tiene de especial la Cueva de los Tayos?

    Según el investigador español JJ Revenga dicha cueva se utilizó de refugio ante la última glaciación (Wisconsin). Estaríamos hablando entre el 48.000 y el 12.000 a.C. Lo que nos llevaría a pensar que fue usada por una civilización antes de cualquier registro en Egipto o Mesopotamia.

    En dicho caso, también habría que modificar la llegada del homo sapiens al continente Americano a través del estrecho de Bering. Puesto que los primeros “paleoamericanos” entraron al continente durante la última glaciación, que permitió el paso hacia el Nuevo Mundo a través de dicho estrecho. Este evento ocurrió entre 14.000 y 13.000 años a.C. Lo que nos llevaría a plantearnos si hubo otra evolución paralela en America al igual que la hubo en África. Pero el problema radica en que en América no hubo grandes simios de donde el ser humano pudo evolucionar, lo que hace que las incógnitas se multipliquen.

    La Cueva de los Tayos

    La Cueva de los Tayos
    Detalle techo de la cueva, ¿corte artificial?

    Neil Amstrong y la Cueva de los Tayos

    El astronauta Neil Amstrong, primera persona en pisar la Luna, realizó una multitudinaria expedición a esta cueva después de su viaje lunar. ¿Qué le motivo a movilizar tanta gente? Es extraño después de ser la primera persona en pisar nuestro satélite, puesto que es evidente que pocas gestas se pueden comparar. Dicha expedición se desarrolló en 1976 e incluyó personajes importantes de la arqueología e investigación, e incluso contó con el Ejército Ecuatoriano. Esta expedición realizó una exploración detallada de la cueva la que incluía un personal total de 120 personas, y duró aproximadamente una semana. Los británicos extrajeron 4 cajones de madera sellados de gran tamaño sin exponer a los dueños (los Shuar) su contenido, el asunto terminó (según cuenta el investigador español) a tiros entre los Shuar y la expedición inglesa.

    la Cueva de los Tayos
    Expedición a la Cueva de los Tayos

    ¿Qué nos encontramos en la Cueva de los Tayos?

    Tenemos muy poca información al respecto, según cuentan la roca que allí se encuentra está cortada, pulida y perfectamente alineada, cosa totalmente imposible si fuera de origen natural. También nos encontramos con dibujos de formas humanoides, (dependiendo del investigador dirá que son manchas naturales) Sin embargo, lo más sorprendente es la historia reciente de dicha cueva. Se sabe que se han sacado planchas metálicas, cerámica y tablillas, en las cuales nos encontramos desde dibujos piramidales como escritura cuneiforme.

    El sacerdote Carlos Crespi

    la Cueva de los Tayos

    El sacerdote salesiano Carlos Crespi Croci tuvo conocimiento de la Cueva de los Tayos desde la década de 1920, debido a que se realizó un documental sobre los originarios Shuar en 1927. Una serie de piezas le fueron regaladas como agradecimiento por miembros de la comunidad Shuar y fueron guardadas en el Museo Privado de Carlos Crespi Croci en Cuenca (Ecuador). De tales objetos, sólo quedan algunas fotografías y vídeos, ya que la mayor parte de estos fueron vendidos y otros hurtados en un incendio acaecido en 1962, posiblemente intencionado para robar todas las piezas, según JJ Revenga.No apareció nada, ni siquiera trozos de cerámica, las cuales resistirían perfectamente el fuego. Antes del museo, consiguió mucho dinero para construir iglesias y más posibilidades para los habitantes de la zona. Después de la muerte del cura en 1982, estos objetos desaparecieron del convento salesiano de Cuenca.

    Galería de imágenes de los tesoros encontrados en la Cueva de los Tayos

    la Cueva de los Tayos

    la Cueva de los Tayos

    la Cueva de los Tayos

    la Cueva de los Tayos

    la Cueva de los Tayos

    Para finalizar, recogemos las declaraciones de un experto en la materia, el arquitecto e historiador Melvin Hoyos, Director de Cultura y Promoción Cívica en Municipio de Guayaquil:

    “Para empezar creo que la cueva de los Tayos no es una cueva, es obra de la mano del hombre, no hay nada en la naturaleza que se pueda parecer a la cueva de los Tayos. Tiene el techo cortado completamemte plano con ángulo de 90 grados con la pared. Es muy parecido a otros túneles de características parecidas y edad similar en otras partes del mundo, lo que nos lleva a pensar que antes de la glaciación Wisconsin hubo una red de túneles en el planeta, pero aceptar esto es aceptar la existencia, antes de dicha glaciación, de una civilización muy desarrollada.”

    • Facebook
    • Twitter
    • Google+
    • Linkedin
    • Pinterest

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    error: Content is protected !!