Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :
img

La momia de Turín

/
/
/
50 Vistas

La momia de Turín ha roto todos los esquemas sobre momificación en el antiguo Egipto. El embalsamamiento en el antiguo Egipto precedió a los faraones. Eso significaría que la práctica comenzó por lo menos 1500 años antes de lo que se pensaba.

La momia, bautizada como Fred, pertenece a un varón adulto enroscado en su lado izquierdo en una postura fetal. La datación concluyó que la momia posee unos 6000 años de edad. Anteriormente se creía que estaba preservada de forma natural por las condiciones del desierto en el lugar donde fue enterrada. Pero las primeras pruebas realizadas en los restos mostraron que la momia fue embalsamada, lo que la convierte en el primer ejemplo conocido de momificación egipcia, informaron los investigadores en un nuevo estudio.

Un examen más profundo mostró que los antiguos embalsamadores utilizaban múltiples ingredientes para preservar el cadáver, empleando una receta similar a las utilizadas 2500 años después, cuando la momificación en Egipto estaba en su apogeo.

Hace más de un siglo, la momia fue descubierta en Egipto. Se desconoce la ubicación exacta, aunque se cree que proviene de la antigua ciudad sureña de Gebelein, en el río Nilo, y representa a un hombre que tenía entre 20 y 30 años cuando murió, informaron los científicos. La momia fue adquirida en 1901 por el Museo Egipcio de Turín, Italia, y data de 3700 a 3500 a. C.

La momia de Turín

Ni el comerciante que vendió la momia ni el museo que la exhibió aplicaron nunca ningún tipo de tratamiento de conservación a los frágiles restos, por lo que ofrece una oportunidad única de análisis.

La momia de Turín es tan antigua que incluso es anterior al lenguaje escrito (la evidencia más antigua conocida de fechas de escritura alrededor del 3400 a.C). Por lo tanto, es probable que las instrucciones de embalsamamiento se hayan preservado verbalmente «y transmitidas de generación en generación».

Anteriormente, los científicos habían analizado fragmentos de envolturas funerarias de momias que provenían de otro lugar, que databan aproximadamente del mismo período que la momia de Turín, y encontraron rastros de compuestos que insinuaban procedimientos de embalsamamiento. Pero la momia de Turín proporcionó a los investigadores una rara oportunidad de buscar evidencia similar en un cuerpo preservado.

Los investigadores tomaron muestras de fragmentos de lino del torso y la muñeca derecha de la momia, así como de una cesta tejida que había sido enterrada junto a los restos. Los aceites vegetales y las grasas animales impregnaban el antiguo tejido, y los científicos elaboraron una “receta” de embalsamamiento a partir de los compuestos que encontraron, que incluían azúcar o goma, resina de coníferas, extractos de plantas aromáticas y agentes antibacterianos. Estos ingredientes estaban en proporciones similares a los encontrados en los bálsamos usados durante el periodo dinástico.

La momía de Turín y el lenguaje

La momia de Turín es tan antigua que incluso es anterior a la lengua escrita, las primeras pruebas conocidas de escritura datan del 3400 año a. C.. Por lo tanto, es probable que las instrucciones de embalsamamiento se hayan conservado verbalmente y se hayan transmitido de generación en generación.

La momia no sólo confirmó que los egipcios prehistóricos embalsamaban a sus muertos, sino que también colocó el procedimiento en más de un lugar: Los envoltorios funerarios que los científicos describieron en 2014 fueron encontrados a unos 200 kilómetros del lugar donde probablemente fue enterrada la momia de Turín.

Al retrasar los comienzos del embalsamamiento egipcio por más de un milenio, los nuevos hallazgos ofrecen pistas tentadoras sobre el comportamiento social, las creencias religiosas y la experiencia científica en las comunidades prehistóricas de la región.

Tenían una creencia bien desarrollada en la vida después de la muerte, querían que sus cuerpos fueran preservados y tenían un conocimiento de la ciencia que entró en la preservación del cuerpo.

Los egipcios creían esencial conservar intacto el cuerpo del difunto para que, en el Más Allá, pudiera disfrutar de la vida con los dioses. La momificación y la sepultura en estructuras monumentales formaban parte de este proceso, y para ello utilizaban determinadas sustancias como resinas para evitar la corrupción del cuerpo.

Sin embargo hay cosas que no cuadran:

  • En primer lugar esta momia no está en la posición de momificación normal, está en posición fetal.
  • En segundo lugar, no fueron retirados los órganos del difunto, lo cual es básico para evitar la putrefacción de la momia.

Entonces ¿Quién embalsamó a esta momia? 

La forma de embalsamiento es la misma que permaneció durante miles de años después, en relación a la resina y los demás ingredientes necesarios para la momificación, sin embargo, difiere de cosas tan básicas como las expuestas anteriormente.

Además resulta muy difícil de creer que este tipo de conocimientos tan meticulosos se transmitieran oralmente antes incluso del descubrimiento de la escritura en Egipto. Lo que nos hace preguntarnos ¿Pudo venir este conocimiento de otras culturas? Para mi es una posibilidad a tener en cuenta.

 

Artículo original:

https://www.livescience.com/63351-mummy-older-than-pharaohs.html

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!