¿El arte rupestre amazónico de la "Capilla Sixtina" representa la megafauna de la Edad de Hielo?

A principios de este mes, el periódico Transacciones filosóficas de la Royal Society B publicó un análisis detallado e imágenes del espectacular mural de arte rupestre de 13 km de largo descubierto en la selva amazónica en 2016. Apodado "la Capilla Sixtina de los Antiguos", el mural está ubicado en tres refugios rocosos diferentes e incluye miles de imágenes de arte que han sido encontrada en la Serranía La Lindosa en la Colombia moderna. Según el estudio, este arte rupestre amazónico representa la megafauna de la Edad de Hielo, incluidos perezosos gigantes, mastodontes, camélidos, caballos y ungulados de tres dedos con trompa, por nombrar algunos.

El estudio afirma que el arte rupestre amazónico incluye la representación de un gonfoterio, visto aquí. (Daniel Eskridge/Adobe Stock)

El estudio afirma que el arte rupestre amazónico incluye la representación de un gonfoterio, visto aquí. ( Daniel Eskridge /Acción de Adobe)

Índice
  1. Arte rupestre amazónico y megafauna de la edad de hielo
  2. Conozca a los opositores: científicos que no están convencidos
  3. Aún no se ha elegido el jurado para el arte rupestre amazónico

Arte rupestre amazónico y megafauna de la edad de hielo

“(Las pinturas) tienen toda la diversidad de la Amazonía. Desde tortugas y peces hasta jaguares, monos y puercoespines”, dijo el autor del estudio, José Iriarte, profesor del departamento de arqueología de la Universidad de Exeter en el Reino Unido, sobre el arte rupestre amazónico. “Se encontraron con estos grandes mamíferos y probablemente los pintaron. Y aunque no tenemos la última palabra, estas pinturas son muy naturalistas y podemos ver las características morfológicas de los animales.

Iriarte se refiere a aquellas especies condenadas que no sobrevivieron a la retirada de la última glaciación, hace aproximadamente más de 12.000 años. Estas fotografías ocres son potencialmente documentación de una breve coexistencia con la humanidad. Los humanos prehistóricos se habrían movido a través de la región amazónica y entrarían en contacto con esta gran megafauna, peinándolas en respuesta. Encuentra muy naturalistas las pinturas y sus características morfológicas, aunque admite que su estudio aún no representa la última palabra, como también han señalado otros miembros de la comunidad científica.

El arte rupestre amazónico incluye lo que podría ser una representación de un gonfoterio. Arte rupestre arriba y reconstrucción de artistas abajo. (Iriarte et al. / Royal Society B)

El arte rupestre amazónico incluye lo que podría ser una representación de un gonfoterio. Arte rupestre arriba y reconstrucción de artistas abajo. (Iriarte et al./ Real Sociedad B )

Conozca a los opositores: científicos que no están convencidos

El profesor Ekkehart Malotki, profesor emérito de idiomas en la Universidad del Norte de Arizona, está en total desacuerdo. Su trabajo se ha centrado en los petroglifos que representan la megafauna extinta, y llamó a Iriarte y a su equipo "piadosos pensadores" en un intercambio de correos electrónicos con el Los New York Times . Llamando a su enfoque una mera "mirada", está lejos de estar convencido.

Al misterio se suma el estado del fresco rupestre, tan bien conservado que parece prematuro datarlo en 12.000 años. De hecho, Malotki está convencido de un origen más joven. Fernando Urbina y Jorge Peña, arqueólogos de la Universidad Nacional de Colombia, están de acuerdo con Malotki.

El origen de la Edad de Hielo se discutió ya en 2016 en su investigación independiente, ya que argumentan que muchas escenas en La Lindosa podrían ser representaciones de animales introducidos por los europeos, que llegaron al continente a fines del siglo XV. ¡Podrían ser capibaras y caballos modernos que Irierta y su equipo ven como potenciales perezosos terrestres gigantes y caballos del Pleistoceno! El Dr. Urbina es cauteloso al reservar su juicio hasta que la datación científica realizada en las pinturas revele toda la verdad.

Según la datación preliminar proporcionada por Irierta y su equipo, cuando se realizaron los dibujos, la cuenca del Amazonas estaba experimentando cambios rápidos. De pastizales de sabana bajos, selvas tropicales irregulares y matorrales espinosos, se metamorfoseó en los bosques tropicales húmedos de hoja ancha que reconocemos hoy, según un informe publicado el CNN.

El estudio afirma que otra sección del arte rupestre amazónico es una representación de un caballo. Los críticos no están tan seguros. (Iriarte et al. / Royal Society B)

El estudio afirma que otra sección del arte rupestre amazónico es una representación de un caballo. Los críticos no están tan seguros. (Iriarte et al./ Real Sociedad B )

Aún no se ha elegido el jurado para el arte rupestre amazónico

La evidencia arqueológica vincula la primeros pobladores humanos hace unos 11.200 años , en plena revolución neolítica que había llevado a comunidades de cazadores-recolectores a embarcarse en una agricultura sedentaria. Esto es precisamente a lo que se aferraron Irierta y su equipo: la coexistencia mutua de los humanos y la gran megafauna de la Edad de Hielo, como lo demuestran las evidencias arqueológicas y paleontológicas. También se ha encontrado ocre en sedimentos depositados en La Lindosa en Colombia al final de la Edad de Hielo, lo que sugiere que el arte rupestre en el Amazonas puede ser realmente tan antiguo. En cambio, no se han encontrado fósiles de animales del género de estas pictografías en ninguna parte de la región.

"La interpretación de las imágenes de arte rupestre siempre está sujeta a debate, especialmente cuando se afirma que se han representado animales extintos", dijo el profesor Paul Tacon, profesor de arqueología y antropología en la Universidad Griffith de Australia, en Los New York Times . "En este caso, existe un fuerte argumento que utiliza múltiples líneas de evidencia para respaldar la afirmación de que algunas pinturas sobrevivientes de la Amazonía colombiana son megafauna extinta del Pleistoceno tardío o del Holoceno temprano. El próximo desafío es fechar científicamente las pinturas para respaldar o refutar esta afirmación.

Hay un desafío único en el análisis de este arte rupestre amazónico . El ocre, un pigmento mineral inorgánico, es ridículamente difícil de fechar porque no contiene carbono y, por lo tanto, no se puede fechar con carbono. La única esperanza es que los artistas anteriores mezclaran el ocre con algún aglutinante que permitiera la datación científica. Los resultados se esperan para finales de este año.

Imagen de Portada: arte rupestre amazónico de la Serranía La Lindosa en Colombia. Fuente: Iriarte et al. / Real Sociedad B

Por Sahir Pandey

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad