El enigma del dodecaedro romano

El dodecaedro romano es un pequeño objeto hueco de bronce o (más raramente) de piedra, de forma geométrica con 12 caras planas. Cada cara es un pentágono, una forma de cinco lados. Los dodecaedros romanos también están adornados con una serie de protuberancias en cada esquina de los pentágonos, y las caras de los pentágonos en la mayoría de los casos contienen agujeros circulares. Más de 200 años después de su descubrimiento, los investigadores no están más cerca de comprender el origen y la función de este objeto misterioso.

Los dodecaedros romanos datan del siglo II o III d. C. y suelen tener un tamaño de 4 cm a 11 cm (1,57 a 4,33 pulgadas). Hasta la fecha, se han descubierto más de un centenar de estos artefactos en Gran Bretaña, Bélgica, Alemania, Francia, Luxemburgo, Países Bajos, Austria, Suiza y Hungría.

Un dodecaedro de aleación de cobre fundido incompleto

Un dodecaedro de aleación de cobre fundido incompleto (1 - 400 dC), descubierto por un detector de metales en Yorkshire, Inglaterra. ( Programa de antigüedades portátiles /CC POR SA )

Índice
  1. ¿Para qué se usaban los dodecaedros romanos?
  2. ¿O tal vez eran herramientas astronómicas, reliquias religiosas o juguetes?
  3. Un icosaedro romano se suma al misterio.

¿Para qué se usaban los dodecaedros romanos?

El gran misterio es: ¿cómo funcionan y qué hacen? Desafortunadamente, no hay documentación ni notas sobre ellos desde su creación, por lo que no se ha determinado la función de los dodecaedros. Sin embargo, a lo largo de los siglos se han planteado muchas teorías y especulaciones: candelabros (en uno se encontró cera), dados, instrumentos topográficos, dispositivos para determinar la fecha óptima de siembra de cereales de invierno, calibres para calibrar tuberías de agua o bases militares estándar. , decoraciones de bastón o cetro, un juguete de lanzar y atrapar en un palo, o simplemente una escultura geométrica. Entre estas especulaciones, algunas merecen atención.

Una hipótesis popular en estos días a los efectos de los dodecaedros es que se utilizaron como herramientas de tejer hacer guantes. Ya sea que resuelva el misterio o no, el video de YouTube de Martin Hallett, que probó su idea con una réplica impresa en 3D de un dodecaedro romano y arqueología experimental, tiene inspiró a otros probar este método de tejer para hacer sus propios calentadores de manos. Esta idea podría explicar los diferentes tamaños de los dodecaedros -para hacer guantes de diferentes tamaños- y la finalidad de los agujeros -para formar los dedos del guante.

Sin embargo, una de las teorías más aceptadas es que el dodecaedro romano se utilizó como aparato de medida, más concretamente como objeto para medir distancias en el campo de batalla. La suposición es que se utilizó el dodecaedro para calcular las trayectorias de los proyectiles. Esto podría explicar los agujeros de diferentes tamaños en los pentagramas.

Una teoría similar involucra a los dodecaedros como un dispositivo topográfico y de nivelación. Sin embargo, ninguna de estas teorías ha sido respaldada por ninguna evidencia, y no se ha explicado completamente cómo podría usarse exactamente el dodecaedro para estos fines.

dodecaedro del área de Stuttgart; Siglo II al III, expuesto en el Württembergisches Landesmuseum, Stuttgart, Alemania; Se conocen alrededor de 60 dodecaedros de esta región y época, pero su función no está clara. (Anagoria/ CC POR 3.0 )

¿O tal vez eran herramientas astronómicas, reliquias religiosas o juguetes?

Una de las teorías más interesantes es la propuesta de que los dodecaedros eran instrumentos de medición astronómicos para determinar la fecha óptima de siembra de los cereales de invierno. De acuerdo a GMC Wagemans "el dodecaedro era un instrumento de medición astronómico con el que se puede medir el ángulo de la luz solar y, por lo tanto, se puede determinar con precisión una fecha específica en primavera y una fecha en otoño. Las fechas que se pueden medir probablemente fueron importantes para la agricultura".

Sin embargo, los opositores a esta teoría han señalado que el uso como instrumento de medición de cualquier tipo parece estar prohibido por el hecho de que los dodecaedros no estaban estandarizados y venían en muchos tamaños y arreglos.

Un dodecaedro romano descubierto en Bonn, Alemania

Un dodecaedro romano encontrado en Bonn, Alemania. ( Hadley Paul Garland/ CC POR SA 2.0 )

Otra teoría no probada afirma que los dodecaedros son reliquias religiosas, una vez utilizadas como herramientas sagradas para los druidas de Britannia y Caledonia. Sin embargo, no hay relatos escritos o evidencia arqueológica que respalde este punto de vista. ¿Podría este extraño objeto haber sido simplemente un juguete o un juego recreativo para los legionarios, durante las campañas de guerra?

Algunas fuentes sugieren que eran los objetos centrales de un juego de petanca similar al actual, y estos artefactos se usaban como marcadores y los jugadores arrojaban piedras para que cayeran en los agujeros de los dodecaedros.

Dos antiguos dodecaedros romanos de bronce y un icosaedro (s. III d. C.) en el Rheinisches Landesmuseum de Bonn, Alemania. Los dodecaedros se han excavado en Bonn y Frechen-Bachem; Icosaedro de Arloff. ( CC POR SA 4.0 )

Un icosaedro romano se suma al misterio.

Otro descubrimiento profundiza el misterio sobre la función de estos objetos. Hace algún tiempo, Benno Artmann descubrió un icosaedro romano (un poliedro de 20 lados), clasificado erróneamente como un dodecaedro en una mirada superficial y almacenado en el sótano de un museo. El descubrimiento plantea la pregunta de si hay muchos otros artefactos geométricos de diferentes tipos, como icosaedros, hexágonos, octágonos, que aún no se han encontrado en lo que alguna vez fue el importante Imperio Romano.

El icosaedro romano encontrado por Benno Artmann

El icosaedro romano encontrado por Benno Artmann. ( georgehart.com)

A pesar de las muchas preguntas sin respuesta, una cosa es cierta: los dodecaedros romanos eran muy apreciados por sus propietarios. Esto se evidencia por el hecho de que varios de ellos fueron encontrados entre tesoros, junto con monedas y otros objetos de valor. Es posible que nunca sepamos el verdadero propósito de los dodecaedros romanos, pero solo podemos esperar que los avances en arqueología descubran más pistas que ayuden a resolver este antiguo enigma.

Imagen superior: un dodecaedro romano. Fuente: BigStockPhoto

Por Federico Cataldo

Actualizado el 12 de enero de 2021.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad