Saltar al contenido
Descifrando Enigmas

El califa Al-Mamúm

Al-Mamún fue un califa que en el año 820 intentó entrar en la Gran Pirámide cuando ésta tenía su entrada original sellada. Se hizo con la ayuda de muchos especialistas. Puesto que los martillos y cinceles no funcionaban tuvieron que utilizar hogueras y vinagre para resquebrajar la piedra. Ya debilitada la destrozaban e iniciaron un túnel durante 38 metros que, milagrosamente, evitaba las losas de granito que bloqueaban el pasaje ascendente. Posteriormente, una vez dado con este pasaje, pudieron recorrer el camino a la inversa por el túnel original y dar con la entrada verdadera de la pirámide.

Esquema del túnel de Al-Mamún:

Al-Mamún

Es difícil admitir que, por simple casualidad, este califa eligiera la hilada sexta, se desviara en diagonal casi siete metros a la izquierda por las entradas del monumento y no cejara en su empeño y en su ánimo para llegar, tras tantos metros de inagotable esfuerzo, al único punto posible por donde empalmar la subida con el canal ascendente.

¿Casualidad? No lo creo, un simple cálculo matemático diría que es imposible que alguien perforara en esa dirección para dar con ese punto exacto. Seguro que este Califa dispondría de mapas que han permanecido ocultos hasta nuestros días con la disposición de las cámaras internas de la Gran Pirámide.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *