Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :
img

El pasaje descendente de la Gran Pirámide

/
/
/
179 Vistas
Empezamos por la estructura más antigua de esta colosal obra, el pasaje descendente de la Gran Pirámide. Originariamente pudo ser una estructura mucho más antigua que en la que reinó Keops, el cual pudo elegir construir encima su pirámide. La entrada original pudo estar en el punto marcado por la flecha y el pasillo seguiría hasta la llamada cámara inacabada o cámara del caos. Es importante señalar la inclinación de este pasillo, pues posteriormente nos puede aportar muchos más datos, 26º 17′.
El pasaje descendente de la Gran Pirámide

Bajando por el pasaje descendente de la Gran Pirámide

El camino ha de hacerse en postura incómoda porque el pasaje mide 1,22 metros de altura y poco más de 1 m de ancho. A los 30 m de recorrido ya hemos dejado la pirámide y estamos bajo ella, hundiéndonos cada vez más en el subsuelo. Ese canal descendente tiene en total 105,15 m de longitud y llega a más de 30 m por debajo del nivel de la meseta. Ya abajo del todo, al final del canal descendente se abre un pequeño tramo horizontal aún más angosto –de apenas 90 cm de anchura, 80 cm de altura y 9 m de longitud– que lleva a una cámara subterránea.

No sabemos si dicha cámara se construyó así originalmente o se descartó. Si atendemos a que era una cámara anterior a la construcción de la G.P. debió ser hecha intencionadamente con esa forma sin pulir ni acabar.
El pasaje descendente de la Gran Pirámide
Cámara del caos
Existe un tunel en dicha cámara, enfrente del que sirve de entrada, que penetra 14 m en dirección sur para terminar bruscamente. También tenemos un pozo cuadrado de 2 m de lado y que apenas llegaba a 3 m de profundidad, y que como el túnel de la pared sur tampoco conducía a sitio alguno. El coronel Howard Vyse, a mediados del siglo XIX profundizó 9 m más ese pozo buscando una posible cámara pero no encontró nada.
El pasaje descendente de la Gran Pirámide
El túnel misterioso
Hoy el pozo está lleno de arena y cascotes. En el techo observamos una marca de una posible estructura (ver flecha negra), pero no tenemos apenas datos para hacer ninguna hipótesis, aunque algunos apuntan que ahí puede estar la solución al enigma de la estructura interna. Esperaremos a más datos de la misión Scan Pyramids para poder contestar a estas preguntas, pues con los que tenemos se antoja imposible.
El pasaje descendente de la Gran Pirámide
Marca extraña en el techo
Puesto que no hay muchos datos más que evaluar, continuemos con el que habíamos aparcado al principio, la inclinación del pasillo. En base a una teoría del Geólogo Robert Schoch basada a su vez en Richard Proctor, astrónomo inglés. ¿Cómo podrían orientar el pasillo al norte perfecto? Puesto que el uso de cuerdas o marcas con tizas pueden incurrir en errores de orientación, el método más seguro sería orientarlo a una estrella que marque el norte, así cuanto más largo sea el pasillo más preciso tiene que ser y nunca se debe de perder la visión de la estrella desde dentro, así se aseguraban la orientación perfecta hacia el norte.

 

 

El pasaje descendente de la Gran Pirámide
Si tomamos las fechas convencionales de su construcción 2589 a 2566 a.C. , en el norte se encontraría Alpha Draconis. Esto explicaría por qué al construir la Gran Pirámide encima y ampliar el pasaje la entrada quedó tan alta.
Otros autores, utilizando esta teoría, apuntan la posibilidad de que otras estrellas marcaran un norte aún más perfecto, en otras fechas más antiguas, como el 8.000 a.C. donde otra estrella marcaba un norte exacto con el pasillo…
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest

4 Comentarios

  1. ¿Puedes asegurar que el pasaje descendente apunta a la estrella Polar o la que fuese en su momento hace 5000 años?. Gracias. Saludos. Juan

    • Estimado Juan, solo puedo decir que en la fecha en la que se construyó (según fuentes oficiales) apuntaba hacia Alpha Draconis, la cual desde aproximadamente el 2800 a.C. hasta el 1900 a.C. era la estrella polar (indicaba el norte). Heinrich Karl Brugsch (compañero de Auguste Mariette) fue el primero en proporcionar este dato, el cual sigue siendo aceptado en la actualidad.

      Con respecto al 5000 a.C. el 8000 a.C. o el 12000 a.C. son datos emulados con ordenador que postulan investigadores como Robert Bauval o Graham Hancock. En este artículo no entro en esos detalles. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!