Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views :
    img

    Próximas investigaciones en la Gran Pirámide

    /
    /
    /
    94 Vistas

    En el presente artículo procedemos a explicar los siguientes pasos que el proyecto Scan Pyramids va a realizar durante el año 2018, sin duda será un año cargado de novedades y de sorprendentes descubrimientos.

    Durante el año 2017, el proyecto Scan Pyramids descubrió dos posibles cavidades (Big void y Small void) como se puede ver en la siguiente imagen. Una, la más grande, se sitúa unos metros por encima de la Gran Galería y parece tener como mínimo el mismo volumen. La otra, con un tamaño más reducido, se encuentra detrás de los chevrones que coronan la entrada original de la Pirámide de Khufu.

    Próximas investigaciones en la Gran Pirámide

    Usando partículas cósmicas llamadas muones, y posiblemente pequeños robots, los científicos esperan descubrir qué esconden esas dos misteriosas cavidades dentro de la Gran Pirámide.

    Las posibilidades van desde una nueva cámara funeraria a un pasaje utilizado para la construcción y que posteriormente fue sellado.

    Construida por el faraón Khufu (cuyo reinado comenzó alrededor del 2551 aC), la Gran Pirámide de Guiza tiene una altura de 138 metros y era la estructura humana más alta del mundo hasta que se completó la Catedral de Lincoln en Inglaterra en el siglo XIV.

    Los científicos del proyecto Scan Pyramids informaron el año pasado, en un artículo de la revista Nature, el descubrimiento de dos vacíos previamente desconocidos en la Gran Pirámide. El mayor de los dos vacíos tiene al menos 30 m de longitud y está ubicado sobre un pasadizo gigante conocido como la gran galería que conduce a la cámara funeraria de Keops. El vacío más pequeño se encuentra detrás de la cara norte, por encima de los “chevrones” situados encima de la entrada original de la pirámide y consiste en un corredor cuya longitud no está clara. Para lograr estos descubrimientos se han usado de nuevo detectores de muones e imágenes térmicas.

    Próximas investigaciones en la Gran Pirámide

    Los científicos planean realizar más pruebas con muones en la Gran Pirámide; y están desarrollando robots que se puedan introducir en la cavidad más pequeña y observar dentro utilizando una cámara de alta resolución.

    Actualmente, los científicos saben poco más que la longitud aproximada de la gran cavidad.

    “Hay una gran diferencia si la cavidad grande es horizontal o si está inclinada”, dice Mehdi Tayoubi, presidente y cofundador del Heritage Innovation Preservation Institute, una de las instituciones involucradas en el proyecto Scan Pyramids. Si la cavidad más grande está inclinada, por ejemplo, podría ser un gran pasadizo como la gran galería, explicó Tayoubi. Por otro lado, si la cavidad es horizontal, entonces podría consistir en una o más cámaras. Además, es posible que la cavidad más pequeña, que los científicos ya saben que consiste en un corredor, podría haberse relacionado con la cavidad más grande en la antigüedad, dijo Tayoubi.

    Para recopilar esta información, los investigadores instalarán detectores de muones en lugares de la Gran Pirámide que aún no se han investigado, incluidas las llamadas cámaras de descarga que descubrió el coronel Vyse, puesto que se encuentran cerca de la cavidad más grande. Las cámaras de descarga están ubicadas sobre la cámara del rey, una cámara que alberga un sarcófago que muchos arqueólogos creen que fue utilizado para enterrar a Khufu. Estas cámaras pueden haber sido construidas para quitar presión del techo de la cámara del rey, evitando que el techo se colapsara (de ahí su nombre).

    Robots de investigación

    Mientras se llevan a cabo las nuevas pruebas de muones, otro equipo, dirigido por Jean-Baptiste Mouret, investigador principal de Inria, el Instituto Nacional Francés de Informática y Matemática Aplicada, está construyendo dos robots que puedan observar dentro de la cavidad pequeña.

    Mouret dijo que el equipo perforaría un agujero de menos de 4 centimetros de ancho y luego insertaría los pequeños robots a través de él y entrarían en la cavidad.

    “Primero, queremos enviar un ‘robot explorador’, que está equipado básicamente de una cámara panorámica con muchas luces colocadas en un robot similar a un tubo”, dice Mouret a Live Science. “El objetivo es estudiar qué hay al otro lado de la pared y obtener imágenes de alta resolución”.

    Mouret continuó: “Si hay algo prometedor, vamos a extraer el robot explorador e insertaremos el robot de exploración. Para este robot, actualmente estamos diseñando un dirigible volador que se pliega para la inserción y se infla de forma remota en la cavidad pequeña” El dirigible permitiría que el robot volara dentro de la cavidad pequeña para, así, poder realizar fotografías de todo el interior. Al tratarse de un robot volador no tendrá que arrastrarse por escaleras o rocas y podrá moverse más rápido y sacar fotografías desde más puntos de vista que un robot que se mueva por el suelo, dice Mouret

    Próximas investigaciones en la Gran Pirámide
    Próximas investigaciones en la Gran Pirámide

    .

    “Ya tenemos prototipos que funcionan de ambos robots, sin embargo, todavía estamos trabajando en el diseño de un mecanismo confiable de despliegue y plegado para utilizar el dirigible”, dice Mouret.

    Antes de que esos robots puedan comenzar a explorar, los científicos necesitan recopilar información más precisa sobre las dimensiones y la ubicación de la cavidad más pequeña, dice Mouret, explicando que solo entonces el equipo sabrá dónde realizar un agujero. “Esperamos que nuestros robots estén listos para cuando el equipo de Scan Pyramids descubra exactamente dónde tenemos que perforar”, dice Mouret.

    El Ministerio de Antigüedades de Egipto también tendrá que dar la aprobación final para introducir los robots. El agujero que se necesita perforar dañaría ligeramente la pirámide.

    “Estamos trabajando duro para tener un robot lo más fiable posible y lo menos dañino posible, y esperamos poder convencer al Ministerio de Antigüedades de que esta es la tecnología más adecuada para el siguiente paso, podríamos desplegar nuestros robots en otros lugares”, como edificios patrimoniales e industriales, dice Mouret.

    Tayoubi enfatizó que la exploración con los robots no es el objetivo inmediato del proyecto Scan Pyramids, sino más bien algo que se puede considerar en el futuro.


    ¿Cuando se publicarán los nuevos resultados?

    El análisis de muones es un proceso lento y tardará al menos un año antes de que el equipo de Scan Pyramids tenga nuevos resultados, dijo Tayoubi. Además de su investigación, los científicos están trabajando en un nuevo documental titulado “Secretos de los muertos: escanear las pirámides”. Se estrenará el 24 de enero de 2018 en la cadena PBS y se puede ver en línea a partir del 25 de enero en el sitio web de PBS y las aplicaciones de PBS.

    También se pueden ver videos e información adicional para entender la investigación del equipo en el sitio web de Scan Pyramids y un video que muestra cómo los robots pueden explorar el vacío más pequeño que os mostramos a continuación:

    Fuente: Live Science
    • Facebook
    • Twitter
    • Google+
    • Linkedin
    • Pinterest

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    error: Content is protected !!