Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :
img

El ataque de Pearl Harbor

/
/
/
120 Vistas

Una cuestión poco clara, dentro de todos los interrogantes que continúan acerca de la II Guerra Mundial, es qué fue lo que llevó a los japoneses a realizar el ataque de Pearl Harbor. Un ataque a todas vistas inútil pues sabían que no podrían contener a la bestia americana en un contragolpe. Los propios generales nipones declararon que, a lo sumo, conseguirían 6 meses de ventaja. entonces:

¿Por qué atacaron Pearl Harbor?

Como siempre, necesitamos detallar los antecedentes a dicho ataque. A partir de los años 30 Estados Unidos lidiaba con la gran depresión, existía una elevada tasa de desempleo y la producción del país era escasa. Además, paradójicamente, Estados Unidos no quería apoyar ninguna guerra, hasta tal punto, que prohibió enviar armas a cualquiera de los países en liza, mediante la ley de neutralidad del año 39. 

Empiezan las contradicciones

El mismo mes que se promulgó esta ley, el presidente mandó aumentar la producción de buques de guerra y submarinos. La razón aparente fue que “podría ser necesario para parar a Japón“.

En septiembre del año 1940, Estados Unidos aprobó el Acuerdo de Destructores por Bases, mediante el cual entregaba buques militares a Inglaterra con la condición de poder hacer uso de las bases anglosajonas repartidas por todo el mundo. Posteriormente Roosevelt firmó la Ley de Capacitación y Servicio Selectivo, un borrador por el que los jóvenes debían alistarse en las oficinas censales municipales, para una posible intervención militar.

La famosa lista de las ocho acciones para que Japón entrara en guerra

Al mes siguiente, los militares le entregaban al gabinete del presidente una lista con ocho acciones que debería hacer el país para provocar una guerra con Japón. La lista fue entregada por el teniente comandante Arthur McCollum a los consejeros del presidente, los capitanes Walter Anderson y Dudley Knox. Una de las frases más llamativas de la lista reza lo siguiente:

Si con estas acciones podemos hacer que Japón nos declare la guerra, mejor que mejor.

El Presidente Roosevelt, en ese momento candidato puesto que se postulaba para su tercer mandato, fundamentó su reelección en pos de la paz y la no intervención militar. No obstante, cuando fue nombrado de nuevo presidente, firmó la ley “Lend Lease Act” la cual detallaba el suministro de material de guerra a las naciones aliadas a cambio del uso de bases militares alrededor del mundo, incluida China. De esta forma EE.UU. se aseguraba su presencia en prácticamente cualquier rincón del planeta. Como vemos las contradicciones entre lo que afirmaba en sus comparecencias y lo que hacían intramuros de la Casa Blanca eran bastante notorias.

Acto seguido Roosevelt decretó el embargo sobre la exportación de materiales a Japón, el cual recibía prácticamente todo el petroleo de EE.UU. Además se intensificó la presencia de los americanos en China y Filipinas. Los japoneses empezaron a ponerse nerviosos, sin combustible y rodeados.

El verano de 1941, la Flota del Pacífico se trasladó de San Diego a Pearl Harbor, tal y como rezaba la lista de ocho acciones. Todo estaba preparado para entrar en guerra, solo quedaba que Japón picara el anzuelo; y vaya si lo picó.

El ataque de Pearl Harbor

Pearl Harbor
Varios cazas Zero de la segunda oleada se preparan para partir desde el Shōkaku hacia Pearl Harbor.
Al día siguiente, Estados Unidos declaró la guerra a Japón y aprobó la entrada en la II G.M. tanto en suelo europeo como en el pacífico. A su vez, pocos días después,  Alemania e Italia le declaraban la guerra a los americanos. ¿Era eso lo que quería Estados Unidos para salir de la recesión? Toda la industria estadounidense se puso a trabajar al 100%.

Pero el ataque había tenido consecuencias internas. Se relevó de su cargo al contraalmirante Kimmel y al teniente general Short, acusándoles de no haber dispuesto de suficientes efectivos de defensa. Sin embargo, éstos, nunca recibieron órdenes de inteligencia con la información crucial que sí poseían otros sectores del gobierno. ¿Acaso fueron utilizados de chivos expiatorios para darle sentido a todo este teatro de marionetas?

Pearl Harbor
El USS West Virginia (gravemente dañado), el USS Tennessee (dañado) y el USS Arizona (hundido).

El fin de la guerra del pacífico

Durante unos meses los japoneses pudieron saborear la victoria aunque. a pesar de las innumerables víctimas causadas, los daños materiales no fueron tan graves. Muchas embarcaciones pudieron ser reparadas y sirvieron tiempo después en la misma guerra. Tras unos meses en los que Japón pareció saborear brevemente del néctar de la victoria, ocurrió lo que todo el mundo esperaba.

Pearl Harbor
Nube de hongo sobre Hiroshima y Nagasaki producida por la bomba atómica.
El 6 y el 9 de agosto, EE.UU. ordenó bombardear las localidades de Hiroshima y Nagasaki. Las cifras de víctimas son demoledoras: 105 000 y 120 000 personas murieron y 130 000 resultaron heridas. Sin contar la cantidad de gente que falleció posteriormente debido a los efectos de la radiación. Este ha sido hasta la fecha el único ataque nuclear de la historia (y esperemos que lo siga siendo). Seis días después Japón anunció su rendición.

¿Fue un ataque de falsa bandera?

Son muchos los investigadores que, con estos datos, piensan que el ataque de Pearl Harbor fue provocado o, al menos, pudo ser evitado. A día de hoy no se sabe a ciencia cierta si el documento denominado “la lista de las ocho acciones” fue conocido por el presidente Roosevelt, aunque nadie duda de su existencia. A veces, los presidentes de las naciones son meros títeres dentro de la gran industria militar de cada país.

Fuentes:

https://archive.org/stream/HistoricalInvestigationToWhatExtentWasFranklinRooseveltResponsibleForTheJapanese/McCollum%20Memo-2_djvu.txt

http://www.whatreallyhappened.com/WRHARTICLES/McCollum/index.html

Imágenes:

Todas las imágenes tienen la licencia de Wikimedia Commons
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!