La ejecución por un elefante ha sido una forma brutal de pena capital durante 2.000 años

Los elefantes son uno de los animales más inteligentes y poderosos del mundo. No es de extrañar, entonces, que estas magníficas bestias hayan sido enjaezadas y entrenadas para ser brutales verdugos. La muerte por elefante ha sido una forma de pena capital que se ha utilizado durante al menos 2000 años, particularmente en la India, pero también en otras partes del sur y sureste de Asia.

La ejecución por parte del elefante fue brutal y aterradora. En la India, donde esta forma de pena capital se conocía como rao gunga , el acusado murió aplastado por la fuerza bruta. Pero la muerte no siempre ha sido rápida.

Los elefantes estaban bajo el control constante de un cuidador de elefantes (entrenador de elefantes), que obligaba al animal, mediante un afilado gancho de metal, a cumplir sus órdenes.

Ilustración de la ejecución por elefante de Akbarnama, la crónica oficial del reinado de Akbar, el tercer emperador mogol ( Dominio publico )

Bajo el control de un cuidador de elefanteslos elefantes podían infligir una muerte lenta y dolorosa aplastando uno a uno los miembros de los condenados y tirándolos al suelo, arrastrándolos o apuñalándolos con sus colmillos, antes de acabar con ellos aplastando sus cráneos.

En la vecina Sri Lanka, se dice que a los elefantes se les colocaban cuchillas afiladas en los colmillos, que despedazarían al criminal. En el antiguo reino de Siam (ahora Tailandia), los elefantes fueron entrenados para lanzar a sus víctimas al aire antes de aplastarlas hasta la muerte. En el reino de Cochinchina (sur de Vietnam), los delincuentes fueron atados a una estaca, mientras un elefante los embestía y los aplastaba hasta matarlos.

La popularidad de la ejecución por elefante continuó hasta el siglo XIX, y fue solo con la creciente presencia de los británicos en la India que la popularidad de este brutal castigo finalmente decayó.

Imagen de Portada: Ilustración histórica de una ejecución por un elefante. Fuente: Pixaterra/Adobe Stock

Lee mas: Ejecución por elefante: un método sangriento de pena capital

Por Joanna Gillan

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad