Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :
img

¿Qué es Oumuamua?

/
/
/
15 Vistas

Desde que en octubre de 2017 los astrónomos de la Universidad de Hawái (Estados Unidos) detectaran la luz procedente de este viajero llegado de fuera del Sistema Solar, muchas ha sido las teorías acerca de su origen. Al principio, se creía que Oumuamua era un cometa, aunque la idea fue descartada casi de inmediato, ya que el objeto carecía de una cola y de la cabellera que envuelve su núcleo, hechas de material evaporado de su superficie. Por ello, los investigadores llegaron a la conclusión de que podía ser un asteroide, aunque esta explicación no llegaba a responder del todo a la razón de su extraña trayectoria: el objeto acelera su velocidad, en lugar de disminuirla, como era de esperar.

Por ello, se apuntó a una tercera hipótesis:

¿Podría ser Oumuamua una nave espacial alienígena?

Pues por raro que parezca, los científicos sí se han pronunciado al respecto, pero antes, retomemos los datos conocidos.

Oumuamua, que significa visitante en idioma hawaiano, sigue trayendo de cabeza a los investigadores. Lo cierto es que la aceleración anómala de Oumuamua que apuntábamos anteriormente es algo que ya se ha observado. Hay un tipo de objetos que la experimenta muy a menudo y que nos son completamente familiares: los cometas. En su caso, la evaporación del material del cometa es lo que provoca que acelere en su recorrido. Pero como hemos señalado… no es posible en este caso, ya que se ha demostrado que no es un cometa.La posibilidad de que la aceleración de Oumuamua se deba a la evaporación de material (como si fuese un cometa) no encaja con lo observado. Su giro y velocidad serían diferentes.

Otra anomalía observada es que, desde su descubrimiento, sabemos que Oumuamua muestra una variación de brillo muy pronunciada. Algo que sugiere que podría tener una proporción de 5:1. Es decir, ser 5 veces más largo que ancho. Esa proporción indica que sería un objeto muy elongado. Muy alargado y muy achatado. No encaja con la forma de los asteroides y cometas observados en el Sistema Solar. También hay que tener en cuenta que, originalmente, se sugirió que podría medir 230 x 35 metros.

Como decíamos, los astrónomos descartan que se trate de un cometa y que, por tanto, la única explicación posible es la presión de radiación. Para ello, es necesario que Oumuamua sean un objeto muy fino, de entre 0,3 y 0,9 milímetros de espesor, que podría viajar por toda la galaxia. Los objetos que conocemos en el Sistema Solar, incluyendo a cometas y asteroides, tienen una cantidad de masa, en relación al área que ocupan, mucho mayor que lo que debería tener Oumuamua para que la presión de radiación sea lo que haya provocado su aceleración.

El director del Departamento de Astronomía de la Universidad de Harvard, Abraham Loeb, hizo unas declaraciones bastante interesantes acerca de esta anomalia:

Cuanto más estudio este objeto, más extraño me parece, y me pregunto si podría tratarse de una sonda artificial enviada por una civilización alienígena

oumuamua
Trayectoria seguida por el extraño objeto

El propio Loeb junto a Shmuel Bialy, investigador postdoctoral en el Instituto de Teoría y Computación del mismo centro, han realizado una prepublicación en arXiv donde especulan con un origen artificial del objeto, diseñado para el viaje de reconocimiento interestelar por una civilización avanzada, pero cuya misión haya terminado y se haya convertido en el desecho de un naufragio. Es decir, una nave extraterrestre antigua que ha perdido su función.

Pero… ¿Cómo casa esto con los problemas de grosor que se han detallado al principio? ¿Y la aceleración? Los  mismos científicos dan una explicación en su artículo:

Explicamos el exceso de aceleración de Oumuamua lejos del Sol como resultado de la fuerza que la Luz del Sol ejerce sobre su superficie. Para que esta fuerza explique el exceso de aceleración medida, el objeto debe ser extremadamente pequeño, del orden de una fracción de milímetro de espesor pero de decenas de metros de tamaño. Esto hace que el objeto sea liviano para su área de superficie y le permite actuar como una vela ligera. Su origen podría ser natural (en el medio interestelar o discos protoplanetarios) o artificial (como una sonda enviada para una misión de reconocimiento en la región interior del Sistema Solar)

Cabe reseñar que Breakthrough Listen (instituto orientado a la búsqueda de naves u objetos alienígenas) no encontró evidencia de transmisiones de radio en el momento de su monitorización.

¿Qué pensáis? ¿Nave extraterrestre? ¿Objeto de dimensiones extremadamente finas? ¿Ambas cosas? Lo cierto es que es una pena que no se haya estudiado con más detalle cuando pasó cerca de nosotros…

Estudio de Abraham Loeb https://arxiv.org/pdf/1810.11490.pdf
Datos de Breakthrough Listen https://breakthroughinitiatives.org/news/15
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!