Saltar al contenido
Descifrando Enigmas

La Pirámide Romboidal o Acodada

Pirámide Acodada

En Dashur nos encontramos principalmente con dos pirámides atribuidas al faraón Esneferu, la pirámide roja, situada al norte y otra situada al sur que recibe en español principalmente dos nombres, Pirámide Romboidal o bien, Pirámide Acodada, por lo que en este artículo usaremos ambos nombres indistintamente. Ésta pirámide egipcia situada en la necrópolis real de Dashur, aproximadamente a 40 kilómetros al sur de El Cairo, construida bajo el antiguo reino del faraón Esneferu (2600 a.C.). Es única en su forma y demuestra un desarrollo en la evolución de las formas de las pirámides de Egipto. Se cree que es la segunda pirámide construida por el faraón Esneferu.

 

La Pirámide Acodada se eleva desde el desierto con una inclinación de 54 grados, pero la sección superior (a partir de los 47 metros) está construida con un ángulo menor de 43 grados, lo que le da a la pirámide su muy obvia apariencia “doblada”.

Forma de la Pirámide Romboidal

Los arqueólogos piensan en la actualizad que la Pirámide Acodada representa una forma de transición entre las pirámides escalonadas y las pirámides de lados lisos. Se ha sugerido que debido a la inclinación del ángulo original de inclinación la estructura puede haber comenzado a mostrar signos de inestabilidad durante la construcción, obligando a los constructores a adoptar un ángulo menos profundo para evitar el colapso de la estructura. Esta teoría parece confirmarse por el hecho de que la Pirámide Roja adyacente, construida inmediatamente después por el mismo Faraón, fue construida en un ángulo de 43 grados desde su base. Este hecho también contradice la teoría de que en el ángulo inicial la construcción tomaría demasiado tiempo porque la muerte de Esneferu estaba cerca, así que los constructores cambiaron el ángulo para completar la construcción a tiempo. En 1974 Kurt Mendelssohn sugirió que el cambio de ángulo se hizo como una precaución de seguridad en reacción al catastrófico colapso de la Pirámide Meidum mientras estaba en construcción.

Sin embargo, un documental de National Geographic de 2015, titulado “Las Pirámides de Egipto”, perteneciente a la serie “Escaneando el pasado”, demuestra que la pirámide nunca sufrió colapso y que los laterales nunca se han inclinado hacia dentro, que sería de esperar si la pirámide no podía soportar su propio peso durante la construcción. Mientras que si la pirámide tiene las paredes abombadas hacia fuera, significaría que estaría en buen estado cuando decidieron cambiar el ángulo. Por medios informáticos y tras escanear la pirámide a la perfección concluyeron que estaba perfectamente cuando se modificó el ángulo de construcción. Por lo tanto, el ingeniero estructural, Steve Burrows, encargado del análisis concluye que su diseño fue ese, romboidal, desde el principio.

Según el análisis estructural, se diseñó así. No fue un fracaso, si no un gran éxito.

También es única entre las aproximadamente noventa pirámides que se encuentran en Egipto, ya que su cubierta exterior original de piedra caliza pulida permanece en gran parte intacta. El ingeniero estructural británico Peter James lo atribuye a mayores distancias entre los bordes de las placas de revestimiento utilizadas en pirámides posteriores; estas imperfecciones funcionarían como juntas de expansión y evitarían la sucesiva destrucción de la cubierta exterior por la expansión térmica.

En Abril de 2016, la misión “Scan Pyramids” con su técnica de detección de muones, realiza una investigación donde concluye que no existe ninguna cámara o corredor oculto dentro de esta pirámide. Por lo que sabemos con exactitud que no contiene más secretos que los de su forma extraña.

El antiguo nombre formal de la Pirámide Romboidal era La Pirámide Brillante del Sur, o Esneferu es Brillante del Sur. En julio de 2019, Egipto decidió abrir la Pirámide Acodada para el turismo por primera vez desde 1965. Los turistas pueden llegar a dos cámaras de 4600 años de antigüedad a través de un estrecho túnel de 79 metros construido desde la entrada norte de la pirámide. También se puede acceder a la “pirámide lateral” de 18 metros de altura, que se supone fue construida para la esposa de Esneferu, Hetepheres. Es la primera vez que esta pirámide adyacente se abre al público desde su excavación en 1956.

Pasajes internos de la Pirámide Romboidal

La Pirámide Acodada tiene dos entradas, una bastante baja en el lado norte, donde se ha construido una gran escalera de madera para comodidad de los turistas. La segunda entrada está en lo alto de la cara oeste de la pirámide. Cada entrada conduce a una cámara con un alto techo de ménsulas; la entrada norte conduce a una cámara que está bajo el nivel del suelo, la occidental a una cámara construida en el propio cuerpo de la pirámide. Un agujero en el techo de la cámara norte (al que se accede hoy en día por una alta y desvencijada escalera de 15 m de largo) conduce por un tosco pasaje de conexión al pasaje de la entrada oeste.

El pasaje de la entrada occidental está bloqueado por dos bloques de piedra que no se bajaron verticalmente, como en otras pirámides, sino que se deslizaron por rampas de 45° para bloquear el pasaje. Uno de ellos fue bajado en la antigüedad y se ha hecho un agujero a través de él, el otro permanece apuntalado por un trozo de madera de cedro antiguo. El pasaje de conexión mencionado anteriormente entra en el pasaje entre los dos portales.

Templos de la Pirámide Romboidal

En el lado este de la pirámide hay restos fragmentarios del templo de la pirámide. Al igual que en el templo de la pirámide de Meidum, hay dos estelas detrás del templo, aunque de estas sólo quedan restos. No hay ningún rastro de inscripción que se pueda ver. Los restos del templo son fragmentarios pero se presume que son similares a los del templo de Meidum.

Pirámide satélite de la Pirámide Romboidal

Pirámide Acodada
Corredores pirámide satélite

Entrada de la pirámide satélite

Una pirámide satélite, que según algunos egiptólogos se construyó para albergar el ka del faraón, está situada a 55 metros al sur de la Pirámide Acodada. La pirámide satélite medía originalmente 26 metros de altura y 52,80 metros de longitud, con caras inclinadas a 44°30′. La estructura está formada por bloques de piedra caliza, relativamente gruesos, dispuestos en hileras horizontales y cubiertos por una capa de fina caliza de Tura. La cámara funeraria es accesible desde un pasillo descendente cuya entrada se encuentra a 1,10 metros por encima del suelo en la mitad de la cara norte. El pasillo, inclinado a 34°, medía originalmente 11,60 metros de longitud. Un corto pasaje horizontal conecta el pasillo con un pasillo ascendente, inclinado a 32° 30′, que conduce a la cámara.

El diseño de los corredores es similar al de la Gran Pirámide de Guiza, donde la Gran Galería ocupa el lugar del corredor ascendente. El pasillo lleva hasta la cámara funeraria (llamada así a pesar de que probablemente nunca haya contenido ningún sarcófago). La cámara, situada en el centro de la pirámide, tiene un techo de bóveda de ménsula y contiene un pozo de cuatro metros de profundidad, probablemente excavado por buscadores de tesoros, en la parte sureste de la cámara.

Al igual que la pirámide principal, la pirámide satélite tenía su propio altar con dos estelas situadas en el lado este.