Rara placa de plomo con texto misterioso rescatada de basurero ibérico

En el Pico de los Ajos (Yátova), uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de España, se ha recuperado una placa de plomo cubierta con escritura ibérica. Deformada, con un misterioso mensaje religioso, esta placa de plomo, un artefacto raro, fue descubierta en un antiguo sitio de reciclaje de metales cercano.

El poblado ibérico del Pico de los Ajos es un yacimiento arqueológico del municipio de Yátova (Valencia) que estuvo habitado desde el siglo VII a.C. y abandonado entre el siglo I a.C. y el siglo I d.C.

Los cimientos de muchas viviendas antiguas y estructuras defensivas se han excavado en el centro de esta ciudad fuertemente defendida y numerosas excavaciones han desenterrado cientos de cerámica fragmentada y materiales monetarios.

Pero ahora, un equipo de investigadores ha desenterrado una rara placa de plomo cubierta con escritura antigua, pero estaba deformada como si la hubieran tirado. El artefacto religioso retorcido desconcertó al equipo de investigación, hasta que se dieron cuenta de que la tableta de metal había perdido su poder espiritual y había sido descartada para su reciclaje.

Arqueólogos españoles de la Universidad de Valencia excavando en el sitio de Pico de los Ajos (Yatova) en el sureste de España, donde se encontró la placa de plomo doblada en un antiguo sitio de reciclaje de metal cercano. (Universidad de Valencia)

Arqueólogos españoles de la Universidad de Valencia excavando en el sitio de Pico de los Ajos (Yatova) en el sureste de España, donde se encontró la placa de plomo doblada en un antiguo sitio de reciclaje de metal cercano. ( universidad de valencia )

Índice
  1. Un raro ejemplo de una especie de antigua losa ibérica de placas de plomo
  2. Los cazadores de tesoros han robado mucho de este sitio en el pasado
  3. ¿Una placa de plomo con una inscripción espiritual que fue tirada?

Un raro ejemplo de una especie de antigua losa ibérica de placas de plomo

El equipo de la Universidad de Valencia (UV) que descubrió la rara placa esculpida estaba formado por arqueólogos del Museo de Prehistoria de Valencia (MPV) y de la Universidad de Barcelona (UB). Juntos, el grupo de investigación multidisciplinar ha publicado un nuevo estudio en la diario de veleia (en español) detallando su hallazgo y posterior interpretación de lo que se denomina "la primera placa de plomo inscrita con escritura ibérica obtenida en una excavación reglada" en el Pico de los Ajos (Yátova).

La hoja de plomo está inscrita con una escritura arcaica "sobre un tema desconocido", pero el diario explica que fue transcrita fonéticamente, un ejercicio que ya "avanzó en nuestro conocimiento de la cultura ibérica", según el estudio. El artefacto de plomo se descubrió con escritura en ambos lados formando un solo texto, pero la placa se había doblado.

Las pruebas han determinado que los antiguos símbolos ibéricos se escribieron entre los siglos IV y III a. C., un hecho que entusiasma a los científicos, ya que la mayoría de las placas de plomo similares datan de siglos posteriores. Sin embargo, esta particular placa ibérica de plomo fue descubierta en un yacimiento arqueológico de los siglos II al I a.C.

Placa de plomo "más joven" con inscripción ibérica procedente del yacimiento del Pico de los Ajos (Yatova), denominada "Pico de los Ajos I". Está inscrito por ambas caras, comprobándose la existencia de textos anteriores mal borrados. Parte de la colección del Museo de Prehistoria de Valencia, España. (Falconaumanni / CC BY-SA 3.0 )

Los cazadores de tesoros han robado mucho de este sitio en el pasado

Según un informe en Patrimonio diario muchas láminas de plomo conocidas recuperadas de este sitio han caído en manos de los arqueólogos a través del saqueo. Sin embargo, este ejemplo en particular representa una de las pocas placas que se han obtenido durante las excavaciones controladas en el sitio. Esto significa que el artefacto fue descubierto en un contexto conocido, "tanto temporal como espacial", escribieron los autores del nuevo artículo.

Por supuesto, esto nos recuerda que aproximadamente el 5% de los datos históricos potenciales de un artefacto provienen del objeto tangible en sí, y el 95% restante proviene del contexto en el que se encontró. Así, los buscadores de tesoros no solo roban los artefactos, sino también la mayor parte de la información arqueológica relacionada con el lugar donde se encontraron o desenterraron el objeto robado.

El Dr. David Quixal afirma que el ibérico es un idioma que aún no se puede traducir, lo cual es desafortunado ya que el sitio ha proporcionado a los arqueólogos "uno de los conjuntos de textos escritos en ibérico más grandes de toda la península". Esta situación también significa que, aunque la placa ha sido estudiada fonéticamente, la naturaleza y el significado del mensaje aún no están claros.

Otra placa de plomo con una inscripción epigráfica en una lengua ibérica ya extinta, procedente de Castellet de Bernabé, España, que es otro yacimiento arqueológico ibérico conocido en la provincia de Valencia. (Pguerín / CC BY-SA 4.0)

Otra placa de plomo con una inscripción epigráfica en una lengua ibérica ya extinta, procedente de Castellet de Bernabé, España, que es otro yacimiento arqueológico ibérico conocido en la provincia de Valencia. (Pguerín / CC BY-SA 4.0 )

¿Una placa de plomo con una inscripción espiritual que fue tirada?

El profesor agregó que tampoco está claro "el contexto" en el que se debe interpretar el mensaje, volviendo a ese 95%. Sin embargo, lo que los investigadores han podido hacer es determinar que lo más probable es que el texto sea de naturaleza espiritual en lugar de comercial o contractual.

El texto se considera religioso porque sus "rasgos formales son raros". El paralelo más cercano a la lengua es el de las placas votivas de El Amarejo (Albacete) que, según los autores del nuevo estudio, contienen el " kutuŕ » un elemento que se ve con frecuencia en las inscripciones rupestres votivas que también indica que el texto tenía una función religiosa.

En conclusión, los investigadores escribieron que el texto fue creado entre los siglos IV y III a. C. pero debido a que fue descubierto en una capa arqueológica de los siglos II al I a. C., en un edificio dedicado al reciclaje de herramientas y utensilios de metal, la hoja probablemente fue solo otro objeto descartado esperando ser reciclado.

Y al profundizar en los orígenes del texto, el equipo logró identificar el nombre de la persona mencionada en él como "tořaibeleś", quien se cree que fue el curador o autor del texto.

Imagen de Portada: La placa curvada de plomo ibérico, con su extraña inscripción, hallada en Pico de Los Ajo (Yátova) en un antiguo sitio de reciclaje de metales cercano . La fuente: universidad de valencia

Por Ashley Cowie

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad