Saltar al contenido
Descifrando Enigmas

¿Quién fue Barrabás?

barrabás

Este es otro gran enigma de los evangelios pues el nombre de Barrabás no aparece en ningún otro sitio que no sea en los textos sagrados. Ni siquiera Flavio Josefo escribe sobre él, cuando en sus libros se dedica a exponer a Judíos que hayan sido causantes del declive de su pueblo. Pero hay más, la tradición que expone el evangelio acerca de liberar un preso por motivo de la pascua es inédita. ¡Ningún historiador contemporáneo la recoge!

En todo caso, podemos pensar que si fuera cierto, se liberaría a un preso menor, por robo o hurto o algo similar. Pero si atendemos a la definición exacta de la traducción del oficio que tenía Barrabás, ¡era un terrorista!. Es decir, era un peligro para Roma. El delito por el que se le acusaba era muy grave. Prácticamente el mismo que a Jesús puesto que si Jesús fue prendido por culpa de los Judíos, realmente Roma lo apresa para evitar males mayores. No querían revueltas y Jesús ya había ocasionado una en el templo cuando tiró las mesas de los mercaderes y cambistas. Por lo tanto ¿Tiene sentido liberar a un terrorista? ¿Tiene sentido dar a elegir al pueblo entre liberar a dos agitadores (según los romanos)?


El misterio del nombre de Barrabás

Barrabás es un nombre castellanizado. Muy parecido a Bar Abbas, cuyo significado es hijo del padre. El historiador Juan José Sánchez-Oro se pregunta lo siguiente. ¿Y si Barrabás era el propio Jesús de Nazaret? De sobra es sabido que en varios pasajes de los evangelios Jesús habla de su Padre (refiriéndose a Dios). ¿Y si cuando Pilatos preguntó al pueblo acerca de quién querían que fuera liberado, estos respondieron que “al hijo del Padre”? Puede ser que en el recuerdo popular queden los gritos desgarradores pidiendo la liberación del Hijo del Padre y que los evangelistas, muchos años después, confundieran dicho término con un nombre propio. Además, los romanos hablaban Latín y no el dialecto del arameo que se hablaba en Jerusalén.

El nombre de Barrabás no aparece en ninguna otra parte del Nuevo Testamento, ni ninguno de los Evangelios da información sobre su vida anterior o posterior. El nombre puede ser un patronímico arameo que significa “hijo del padre” (bar abba) como decíamos anteriormente o “hijo del maestro” (bar rabban), lo que indica quizás que su padre era un líder judío de algún grupo. Según el primer erudito bíblico Orígenes y otros comentaristas, el nombre completo de Barrabás puede haber sido Jesús Barrabás, ya que Jesús era un nombre de pila común. En papiros griegos del siglo II de Siria, Cesarea y el Sinaí, además de los que usaba Orígenes, se le denomina en el pasaje de San Mateo 27:17 “Iesous ho Barabbas”, es decir, “Jesús Barrabás o Jesús Hijo del Padre” Si es así, a la multitud se le presentó la posibilidad de elegir entre dos personas con el mismo nombre.

Barrabás en el Nuevo Testamento

Barrabás es un prisionero mencionado en los cuatro Evangelios que fue elegido por la multitud, por encima de Jesucristo, para ser liberado por Poncio Pilato en un “supuesto” perdón habitual antes de la fiesta de la Pascua.

En Mateo 27:16 Barrabás es llamado “prisionero notorio”. En Marcos 15:7, que se repite en Lucas 23:19, estaba “en prisión con los rebeldes que habían cometido asesinatos durante la insurrección” contra las fuerzas romanas de ocupación. Juan 18:40 lo describe como un bandido.

Barrabás en la historia

Históricamente, la liberación de Barrabás a instancias de la multitud, y sus posteriores demandas de crucificar a Jesús, han sido utilizadas para justificar el antisemitismo. Muchos han culpado a los judíos de la muerte de Cristo, citando comúnmente a Mateo 27:25, en el que la multitud grita, “¡Su sangre sea sobre nosotros y sobre nuestros hijos!” Sin embargo, numerosos eruditos y líderes cristianos modernos, incluyendo al Papa Benedicto XVI, han denunciado explícitamente esta posición, afirmando que la multitud de ese fatídico día consistía en las autoridades del Templo Judío (saduceos) y los partidarios de Barrabás, no en todo el pueblo judío.

No todos los judíos estaban en contra de Jesús, muchos fariseos estaban de su parte, además de todos sus propios discípulos, pues todos eran judíos. La pregunta que nos queda es, si a Jesús lo mataron los romanos y no los judíos (pues él era también judío) ¿Por qué ha pasado a la historia el pueblo Judío como el asesino de Jesús? ¿Cuántas muertes a lo largo de la historia se podrían haber evitado si no existiera el odio hacia los judíos?