Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views :
    img

    La verdad sobre la Sábana Santa (1ª Parte)

    /
    /
    /
    178 Vistas

    La sábana santa ha hecho correr ríos de tinta. Aún hoy el debate sigue abierto, por lo que las publicaciones acerca de su autenticidad, o no, seguirán in crescendo. Cada año salen nuevos programas donde se vuelven a decir las mismas cosas sin llegar a descartar alguno de los estudios que han quedado demostrados que han sido descartados por su falta de valildez. Y no por repetir una mentira mil veces se convierte en verdad.

    En el siguiente artículo vamos a descartar hablar sobre ciertos temas concernientes a la síndone, como, por poner un par de ejemplos, “la posibilidad de que existieran marcas de monedas en los ojos” puesto que eso jamás fue una práctica judía. También se ha hablado de palabras y textos que contiene la propia sábana cual textamento se tratase, pero de nuevo nos encontramos con dos objeciones, primero no está claro que exista ningun texto, por lo que nos encontramos con una clara paraeidolia y dos, no era constumbre de la época escribir un textamento en una mortaja.

    Sin embargo, nos centraremos en aquellos estudios que han tenido más validez y que sí se han podido al menos repetir. También intentaremos descartar todos aquellos que en su momento fueron invalidados por la ciencia.

    El lector podrá encontrar denominaciones como Sábana Santa, Sudario, Síndone… distintas denominaciones que se van alternando según los textos pero con el mismo significado: El trozo de tela que se cree que pudo contener el cuerpo de Jesús de Nazaret y que contiene la impronta de una figura humana.

    Antes de comenzar me gustaría sentar unas bases que han quedado demostradas por la ciencia y que son bastante sorprendentes.

    La verdad sobre la Sábana Santa

    Algunas características:

    • No existe pintura ni ningún tipo de pigmento, la imagen está realizada por un “envejecimiento” superficial de las fibras.
    • La imagen frontal (que no la dorsal) parece un negativo fotográfico. Decimos “parece” porque en zonas como el pelo no se cumple dicha función.
    • Todas y cada una de las heridas muestran las sufridas por Jesús de Nazaret según la pasión en los evangelios.
    • Está probada la presencia de sangre, siendo esta más abundante en la zonas de las heridas. Adler y John Heller afirmaron haber hallado bilirrubina y albúmina en las manchas.
    • Solo se observa la imagen desde cierta distancia. De cerca la imagen simplemente desaparece.
    • La datación por Carbono 14 realizada por tres laboratorios distintos la situa como una falsificación medieval.
    Este cartel anunciaba la exhibición del sudario de 1898.

     

    Una vez conocidos estos datos comencemos con los estudios:

    Estudios del año 1977

    Una llamada telefónica al JPL (Jet Propulsion Laboratory) de la NASA de un miembro de la Hermandad de Cristo en Nuevo México, solicitando el análisis de imágenes de una reliquia religiosa, llamó la atención de dos hombres del laboratorio del equipo procesamiento de imágenes del JPL, Donald Lynn y Jean Lorre. Ambos se embarcaron en una fascinante investigación pionera sobre el Sudario de Turín.

    Aunque la investigación de la Sábana Santa de Turín por científicos del JPL no fue un trabajo de facto de la NASA, las técnicas de mejora de imagen utilizadas provienen de la tecnología espacial. El trabajo, por lo tanto, tiene una connotación de la NASA.

    No sentimos que hiciéramos ningún hallazgo importante“, dijo Lynn, “en parte porque teníamos negativos de mala calidad para trabajar. Sin embargo, el análisis de frecuencia tiende a descartar la posibilidad de que la figura haya sido pintada a mano“.

    Los dos puntos importantes que se obtienen de este examen son los siguientes:

    1. Descartamos la opción de que haya trazos pintados a mano en la tela
    2. Se obtenía una imagen en 3D de la parte frontal de la Sábana. Cosa que no se pudo repetir con fotografías normales. Algo extraño había en dicha imagen.

    ¿Polen en la sábana santa?

    Hubo una gran controversia sobre la posibilidad de que hubieran pólenes de la zona de Palestina en la Síndone, puesto que los estudios relizados por Max Frei, no cumplían los estándares científicos. Max, un criminólogo retirado de la policía suiza y reconocido por su técnica de toma de muestras mediante el uso de cinta adhesivas, causó un gran revuelo cuando publicó sus resultados. Su examen indicó que las partículas de polen encontradas en las fibras de la mortaja son originarias de Palestina, Turquía, Francia y Turín, en fechas apropiadas para la supuesta historia de la Sábana Santa. Pero se descubrió que solo aparecieron en una de las cintas que utilizó mientras que las demás no tenían resto ninguno. Dicho resultado solo pudo deberse a una sola causa. La contaminación de dicha prueba.

    Continúa en Parte 2.

     

     

    Fuentes:

    https://er.jsc.nasa.gov/seh/shroud.html

    • Facebook
    • Twitter
    • Google+
    • Linkedin
    • Pinterest

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies