Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views :
    img

    La verdad sobre la Sábana Santa (3ª Parte y final)

    /
    /
    /
    87 Vistas

    La necesidad de un nuevo estudio para la Sábana Santa 

    El Dr. Rogers padecía cáncer y estaba corriendo una carrera contrarreloj contra la muerte. Quería que la verdad se supiera antes de que muriera. Para ello intentó que se tomara una nueva muestra que no fuera la que ya se había datado. Sin embargo se dio cuenta que la sábana santa ya no puede datarse con el carbono 14. El vaticano, en un intento de preservar la sábana en las mejores condiciones contra micro insectos, utilizó un producto que ha alterado por completo los valores de C14 para una futura revisión. Sin embargo no todo esta perdido, Rogers, como experto químico en tejidos quemados, recordó que las zonas quemadas en el incendio de Chambery son muestras perfectas, al estar el carbono “paralizado” en dichas partes y, puesto que conocemos la fecha exacta del incendio, podemos calcular sin ningún problema la fecha de la síndone.

    Sin embargo el Dr. Rogers murió sin poder ver su sueño cumplido. El vaticano se negó a ninguna prueba más y por ahora no tiene intención de repetirla en el futuro.

    Después de fallecer Rogers, Robert Villarreal, que trabajaba en el mismo laboratorio de Los Álamos, retomó sus trabajos con las mismas muestras. En su informe Villarreal, en contra de lo que habían mantenido Raes, Rogers y otros, concluye que las muestras procedentes de la datación estaban compuestas completamente de algodón, no de lino. (1)

    Comparando el tipo de costura con otras telas del Siglo I

    Entre junio y julio de 2002 un equipo de expertos bajo la dirección de Mechthild Flury-Lemberg, conservadora del Museo histórico de Berna (Suiza), realizó una tarea de restauración del lienzo, que se acompañó del escaneo, espectrometrías, microfotografías, etc., y el lienzo fue guardado en una teca especialmente diseñada en condiciones óptimas para su conservación, que, al parecer, estaba amenazada desde hacía años. En estos trabajos se levantó por primera vez el forro posterior que cubría la tela. En junio del 2002 Mechthild Flury-Lemberg ,encargada de la restauración del lienzo, encontró un patrón particular de cosido en la costura de uno de los lados largos del Sudario (llamado “orillo”). Ese patrón de cosido es muy similar a los fragmentos de tela encontrados en las tumbas de la fortaleza judía de Masada (el palacio de invierno del rey Herodes). Según la experta, hay un zurcido en la sábana idéntico a un tejido del siglo primero, que era exclusivo de la fortaleza de Masada junto al Mar Muerto. Su patrón de hilado, un entretejido 3:1, es el propio del diseño sirio de la época, según la apreciación de Gilbert Raes, del Instituto Ghent de Tecnología Textil en Bélgica. Flury-Lemberg expuso que «la tela de lino del Sudario de Turín no exhibe técnicas de tejido ni costuras que contradigan su origen como producto de gran calidad de los obreros textiles del siglo primero» (2)

    La presencia de carbonato de calcio

    Asimismo, la presencia de carbonato de calcio (polvo de piedra caliza) en el Sudario fue notada por la Dra. Eugenia Nitowski (arqueóloga de Utah) en sus estudios de las cuevas-tumbas de Jerusalem. (3)

    un nuevo estudio para la Sábana Santa 
    Un nuevo estudio para la Sábana Santa 

    Una re-datación de la muestra (la necesidad de un nuevo estudio para la Sábana Santa)

    En 2010, Timothy Jull y Rachel A. Freer-Waters, de la Universidad de Arizona, analizaron una muestra del tejido que había quedado de reserva en el laboratorio de Tucson tras la datación de 1988. En el extracto de su trabajo concluyeron:

    Presentamos una investigación fotomicrográfica de una muestra de la Sábana Santa de Turín, separada de una utilizada en el estudio de datación por radiocarbono de 1988 en Arizona. En contraste con otros informes sobre material menos documentado, no encontramos evidencia
    para contradecir la idea de que la muestra estudiada fue tomada de la parte principal del sudario, según lo informado por Damon et al. (1989).
    Tampoco encontramos evidencia de recubrimientos o colorantes, y solo contaminantes menores. (4)

    En el mismo año, una serie de científicos realizaron un análisis estadístico donde concluían que los datos obtenidos con la prueba del Carbono 14 eran erróneos. Ofrecieron lo que ellos llamaron un “análisis estadístico robusto” para invalidar dicha prueba. (5)

    Sin embargo, para líar más el asunto, en el año 2015 una serie de científicos (Bella, Garlaschelli y Samperi ) publicaron un trabajo en la misma revista científica donde el Dr. Rogers publicó el suyo, Thermochimica Acta.  En dicho trabajo afirman que Rogers cometió algunos errores importantes en su interpretación de los datos del espectrógrafo de masas que invalidarían la teoría del remiendo invisibles. (6) Hasta la fecha, esta ha sido el estudio más actual sobre la Sábana Santa

     

    Un análisis forense para resolver dudas

    En el caso que se deba a una falsificación medieval, es claro que el artista debería tener conocimientos avanzados de anatomía. También debería saber que si el reo era crucificado por las manos, éstas se rasgarían y el cuerpo caería. La perforación de las muñecas en vez de las palmas va en contra de la iconografía tradicional cristiana, sobre todo la medieval. Es por ello que debería ser crucificado por un punto “el espacio Destot”. Según la teoría de Pierre Barbet:

    El clavo de la Crucifixión atraviesa la mano a través del carpo por el espacio mesocarpiano de Destot comprendido entre los huesos semilunar, piramidal, hueso grande y hueso ganchoso.

    Los experimentos fueron repetidos y con los mismos resultados por otro cirujano coetáneo de Barbet, el Dr. Domenico Tarantini del “Ospedal Generale di Trani”.

    Este dato aparece recogido en la imagen de la síndone, pero no solo eso, nuevos estudios aseguran que si la perforación se hace por ese punto el tendón del dedo gordo quedaría aprisionado y éste dedo se contraería hacia el interior y, paradójicamente, el dedo gordo no aparece en la imagen de la síndone, por lo que el creador también sabría este dato. Algo menos que curioso ¿no?

    Necesitamos un nuevo estudio para la Sábana Santa, con todos los datos que hemos recogido en estos tres artículos tendríamos más que suficiente para poder datarla correctamente. ¿Estamos ante el 5º evangelio? ¿o tal y como dijo el Carbono 14 es una falsificación medieval?

     

    Fuentes:
    
    (1) http://www.ohioshroudconference.com/papers/Villarreal.pdf
    
    (2) Rodríguez Saldaña, A. «La conservación y restauración de la síndone».
    
    (3) Kohlbeck, Joseph A. and Eugenia L. Nitowski, “New Evidence May Explain Image on Shroud of Turin: chemical tests link Shroud to Jerusalem” The Biblical Archaeology Review, Vol. XII, no. 4, July-August, 1986, pp. 18-29.
    
    (4) Rachel A. Freer-Waters,A. J. Timothy Jull: Investigating a Dated Piece of the Shroud of Turin, Radiocarbon, Vol 52, No 4 (2010),
    
    (5) Marco Riani, Anthony C. Atkinson, Fabio Crosilla, y Giulio Fanti: robust statistical analysis of the 1988 Turin Shroud radiocarbon dating results», en International Workshop on the Scientific Approach to the Acheiropoietos Images, ENEA Resarch Center of Frascati (Italia), 6 de mayo de 2010, p. 4.
    
    (6) Marco Bella, Luigi Garlaschelli, Roberto Samperi, "There is no mass spectrometry evidence that the C14 sample from the Shroud of Turin comes from a “medieval invisible mending"", Thermochimica Acta, Volume 617, 10 October 2015, Pp.169–171
    
    
    

     

    • Facebook
    • Twitter
    • Google+
    • Linkedin
    • Pinterest

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies