Secretos de las arenas de Sudán: las pirámides de los reyes kushitas

Después del declive del Nuevo Reino de Egipto, los reyes de Kush establecieron la Dinastía XXV expandiendo su territorio para incluir a Egipto y gobernaron como faraones negros durante al menos cien años. Aunque el término "pirámide" se suele asociar con Egipto, Sudán (el antiguo Kush) valora cinco sitios arqueológicos a ambos lados del Nilo, ahora en su mayoría cubiertos de arena, que tienen más pirámides que Egipto. Los sitios: Jebel Barkal, El-Kurru, Nuri, Sanam y Zuma representan las culturas napatan (900 - 270 a. C.) y meroítica (270 a. C. - 350 d. C.) del Reino de Kush. Las ruinas de 20 pirámides se han encontrado en Nuri, que sirvió como necrópolis real de la antigua ciudad de Napata, la primera capital del Reino nubio de Kush. No muy lejos, en El-Kurru, un conjunto de pirámides contiene las pirámides y las tumbas del primer y último faraón de la dinastía 25. Tras la caída de Napata, la sede real se trasladó a Meroë, donde hay más de 200 pirámides. En la antigua Gematon (actual Kawa), se encontraron 16 pirámides, junto con túmulos funerarios y mastabas. Los nubios siguieron la forma de la pirámide egipcia, aunque de menor tamaño, con un remate en la parte superior y de uso exclusivo para la familia real y no para la gente común. Las piedras angulares serían símbolos del sol, como discos solares con figuras que emergen de ellos.

El Templo de Amón, aislado sobre fondo blanco. Sitio arqueológico Jebel Barkal, Napata (Martina/ Adobe Stock)

El Templo de Amón, aislado sobre fondo blanco. Sitio arqueológico de Jebel Barkal, Napata (martina/ adobestock )

Jebel Barkal Sede de Amón

El enorme afloramiento rocoso de Jebel Barkal, ubicado a unos 400 kilómetros (248 millas) de la actual Jartum, se puede ver a millas de distancia. Esta meseta, una colina aislada de cima plana, empequeñece a la antigua ciudad de Napata, el primer centro político y religioso de los reyes de Kush. Ya en el siglo XV aC, el faraón Thutmosis III estableció un complejo de templos en Napata, en la cuarta catarata del Nilo, después de su conquista de Kush. El templo de Amón se encuentra en el recodo del Nilo, enmarcado por el macizo de Jebel Barkal al fondo. Los nubios creían que la montaña Jebel Barkal era la morada del dios Amón. El templo era el más sagrado donde los reyes de Kush -y como faraones- eran coronados y su divinidad reconocida por un oráculo. El rey Piankhi y sus sucesores ampliaron el templo original hasta convertirlo en un enorme centro religioso, e incluso agregaron una avenida al muelle real en el Nilo, flanqueada por espolones de granito.

LEE MAS…

¿Te gusta esta vista previa y quieres seguir leyendo? ¡Puedes! ÚNASE A NOSOTROS AQUÍ ( con fácil e instantáneo acceso ) y mira lo que te estás perdiendo!! Todos los artículos Premium están disponibles en su totalidad, con acceso inmediato.

Por el precio de una taza de café, obtienes esta y todas las demás grandes ventajas de Ancient Origins Premium. Y, cada vez que apoya AO Premium, apoya el pensamiento y la escritura independientes.

Dr Micki Pistorius tiene una licenciatura en arqueología bíblica

Imagen superior : Locales en camellos cerca de las pirámides de Meroe, Sudán ( matyas rehak / adobestock )

Por: Micki Pistorius

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad