Vida y muerte intercultural en el Campeche colonial, pero sin sexo

2022 se perfila como un gran año para los descubrimientos de la era colonial en América Central y del Sur. solo en mayo orígenes antiguos cubrió la historia de los arqueólogos que estudian "42 españoles coloniales con sífilis" descubiertos en un hospital de 500 años en Lima, la capital de Perú. Ahora, un nuevo estudio de ADN arroja luz sobre las divisiones sociales, culturales y de género de Campeche, uno de los puertos mexicanos más importantes del Imperio español. El estudio mostró que aunque los primeros europeos coloniales, los africanos y los nativos mexicanos vivían uno al lado del otro y eran enterrados juntos, no se cruzaron.

Campeche plaza en la capital del estado Campeche, una vez un importante puerto colonial, ubicado en el sur de México. (Antiques Publications Ltd)

Campeche plaza en la capital del estado Campeche, una vez un importante puerto colonial, ubicado en el sur de México. ( Antigüedades Publicaciones Ltd )

Índice
  1. Vive, juega y muere en Campeche, pero ciertamente no copula
  2. Nuevos descubrimientos inspiran reanálisis de cuerpos de Campeche
  3. Lectura de geoetiquetas de ADN antiguas
  4. Identificando viejas fronteras sociales y divisiones culturales en Campeche

Vive, juega y muere en Campeche, pero ciertamente no copula

Después de la conquista de lo que ahora es México en el siglo XVI, Campeche, una matriz de edificios coloniales barrocos y arquitectura militar en ruinas, reemplazó al cercano asentamiento comercial maya de Ah Kin Pech. Durante las últimas tres décadas, la plaza central de Campeche ha sido excavada y se ha encontrado que contiene tumbas de la era colonial "multiétnicas" que datan de 1540 a 1680 d.C.

El ADN de diez individuos, incluidos ocho aborígenes campechanos, una mujer africana y un hombre europeo, ahora ha sido reanalizado. Los científicos respaldan sus hallazgos al señalar que, aunque sus datos geográficos son precisos, "solo se pudieron hacer estimaciones aproximadas y convencionales del sexo para seis de los individuos estudiados aquí y no se pudieron hacer en absoluto para los otros cuatro debido a la mezcla. y la mala calidad del esqueleto". preservación."

Sin embargo, los investigadores pudieron concluir que, si bien los tres grupos culturales vivían juntos y compartían el mismo lugar de enterramiento, los resultados "no muestran evidencia de mezcla genética".

Los cuerpos fueron encontrados en la plaza principal de Campeche. La imagen muestra excavaciones en el sitio de entierro de Campeche en 2000. (Antiquities Publications Ltd)

Los cuerpos fueron encontrados en la plaza principal de Campeche. La imagen representa las excavaciones del cementerio de Campeche en el año 2000. ( Antigüedades Publicaciones Ltd )

Nuevos descubrimientos inspiran reanálisis de cuerpos de Campeche

Vera Tiesler es profesora de bioarqueología en el Departamento de Ciencias Antropológicas de la Universidad Autónoma de Yucatán en México. Como autor principal del nuevo estudio, publicado en la revista antigüedaden 2001 y 2007, Tiesler no pudo extraer datos de ADNa, o ADN antiguo, de la población del cementerio de Campeche.

Más recientemente, los científicos han descubierto que la parte petrosa del hueso temporal, uno de los huesos más densos del cuerpo, ofrece mejores resultados genéticos que otros elementos esqueléticos. Este avance inspiró al investigador a volver a analizar el ADNa de diez de los cuerpos recuperados de la población del sitio de entierro de Campeche.

Lectura de geoetiquetas de ADN antiguas

Para determinar los orígenes geográficos y la posible "afinidad biológica" de los cuerpos recuperados, el profesor T. Douglas de la Universidad de Wisconsin analizó las diez muestras de isótopos. En el contexto de la biología" afinidadse refiere a la fuerza por la cual dos (o más) moléculas interactúan o se unen, dependiendo de nanotemplado. Además, un equipo del Laboratorio de Bioarqueología de la Universidad Autónoma de Yucatán, México, realizó dataciones convencionales y análisis arqueométricos de los restos humanos.

Los resultados del análisis isotópico mostraron que el cementerio contenía principalmente "inmigrantes de primera generación de cerca y de lejos, incluidos al menos una docena de personas de África occidental". El estudio fue tan detallado que encontró que los cuerpos locales mostraban evidencia de "moldeamiento cultural de la cabeza", mientras que los africanos tenían "chips dentales", una práctica típicamente africana.

Pintura al óleo del siglo XVIII que representa las diferentes castas dentro del sistema de castas de la Nueva España, nombre dado por Hernán Cortés a la región durante la conquista española del Imperio Azteca. La mezcla racial fue una preocupación colonial hasta la independencia de México. (Dominio publico)

Pintura al óleo del siglo XVIII que representa las diferentes castas dentro del sistema de castas de la Nueva España, nombre dado por Hernán Cortés a la región durante la conquista española del Imperio Azteca. La mezcla racial fue una preocupación colonial hasta la independencia de México. ( Dominio publico )

Identificando viejas fronteras sociales y divisiones culturales en Campeche

En la sección "Discusión" del nuevo artículo, los autores resumieron amablemente la tendencia más notable que surgió del estudio del cuerpo de Campeche. Aunque vivían cerca y fueron enterrados en el mismo cementerio, no hay evidencia de mestizaje (un término para la mezcla racial entre grupos) fue identificado.

Los investigadores explicaron que la distribución espacial de habitantes e inmigrantes de diversa ascendencia en el cementerio de Campeche confirmó "una rápida y forzada integración de todos los segmentos al nuevo tejido social novohispano". Esto significa que los europeos coloniales mantuvieron centros sociales "solo para nosotros" en el Nuevo Mundo asegurando la separación cultural en vida, y los tres grupos de personas solo se unieron verdaderamente en la muerte y el entierro en el Nuevo Mundo. Campeche cementerio local.

Imagen de Portada: Fuentes coloniales atestiguan que Juan Cortés, esclavo del soldado Juan Sedeño, fue el primer africano registrado en la Nueva España. Formó parte del consorcio militar encabezado por Hernán Cortés en 1519 (obispo Diego Durán). Fuente: Arqueología Mexicana / Raices / Antigüedad Publicaciones Ltd

Por Ashley Cowie

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad