Saltar al contenido
Descifrando Enigmas

La tumba de Jesús

tumba de jesús

Según las escrituras, Jesús se enterró cerca del montículo con forma de calavera conocido como el Gólgota. José de Arimatea, un fariseo amigo de Jesús y discípulo suyo, le pidió a Poncio Pilato el cuerpo, pues corría prisa su enterramiento. Además, José disponía de una tumba escavada directamente en la roca muy cerca del lugar. Por ello, se le dio permiso. Ese lugar, es conocido hoy día como el Santo Sepulcro.

La historia posterior del Santo Sepulcro

Se sabe que el emperador Adriano (76-138) mandó edificar un templo a Apolo justo donde los primeros cristianos aseguraban que había sido enterrado Jesús. Posteriormente, Constantino (272-337), el primer emperador cristiano, derrumbó ese templo. Limpió toda la zona de cualquier construcción pagana y se creía que dejó todo libre hasta el sepulcro. Digo, se creía, porque recientemente se ha abierto el Santo Sepulcro para una restauración y se ha visto como sigue habiendo, al menos, una pared contemporánea a los tiempos de los romanos. Por lo que Constantino no pudo haberlo despejado como se creía.

¿Es el Santo Sepulcro la tumba de Jesús?

tumba de jesús

Puntos en contra:

  • Los motivos por los que se cree que no es original es porque está dentro de las murallas de Jerusalén y nunca podrían permitir que un cadáver o un cuerpo con sangre estuviera dentro de esas murallas, pues se consideraba impuro.
  • Además las escrituras dicen que José de Arimatea enterró a Jesús cerca del Gólgota (un montículo con forma de calavera) por lo que no podría estar el este lugar dentro de las murallas.
  • Por último, recientemente se ha descubierto una cruz templaria en el mismo sepulcro por lo que ya sabemos que 1000 años después, esa tumba fue modificada.

Puntos a favor:

  • La tradición ha recogido la historia tal cual desde hace muchos siglos, señalando ese lugar como el correcto.
  • Los análisis del mortero existente en la tumba parecen indicar que es mucho anterior a los templarios y que puede que la cruz aparecida sea la primera prueba del uso de la cruz para identificar a Jesús.

¿Cómo es la tumba del Santo Sepulcro?

El Santo Sepulcro está dentro de la iglesia que tiene el mismo nombre en Jerusalem. Una pequeña escalinata nos hace inclinarnos para pasar el interior de la cueva, donde podemos ver la tapa de la tumba. Puesto que no se puede ver más abajo de la losa que la tapa, procedemos a detallar la organización interior de la tumba, gracias a un estudio reciente.

  1. En la parte más alta de la tumba existe una losa de mármol que se sabe pertenece a los templarios, a partir del 1020 d.C.
  2. El segundo nivel lo compone una losa de madera datado en el 352 d.C.
  3. Posteriormente una capa de mortero datada en la misma fecha, 352 d.C.
  4. Por último nos encontramos con una capa original de piedra caliza
santo sepulcro
Estudio realizado por National Geographic

La opinión de los expertos:

El arqueólogo D. Baha, experto en el Santo Sepulcro dice:

“puede que no estemos absolutamente seguros de que la Iglesia del Santo Sepulcro es el lugar del entierro de Jesús, pero no tenemos otro sitio que pueda presentar un reclamo de este calibre”

La tumba de Jesús en Talpiot

tumba de jesús

El 28 de marzo de 1980 se descubrió una tumba en Talpiot, Jerusalén, de más de 2000 años de antigüedad, y los estudios realizados en osarios de piedra caliza aportaron la posibilidad de que el sepulcro pertenezca a Jesús y a su familia. Hay que señalar que esta posible tumba de Jesús no tiene nada que ver con el conocido como Santo Sepulcro.

La prueba principal que sostiene esta teoría, es que la Autoridad de Antigüedades de Israel (IAA) ha analizado el ADN mitocondrial de todos los cuerpos y han descubierto que todos pertenecen a la misma familia. Además en la tumba se encuentran tallados los siguientes nombres: Yehshúah bar Yoshef (Jesús hijo de José), Mariamne e Marah (Mariane “la maestra”), Yehudah Bar Yehshúah (Judas hijo de Jesús), Yosha (José), Mariah (María) y Matthiyah (Mateo).

la tumba de jesús
Tumba de Talpiot

Realmente hay que admitir que muchos de ellos eran nombres bastante comunes en la Palestina del siglo I, aunque parece mucha casualidad que todos estén recogidos en la misma tumba familiar.

Sin embargo, este descubrimiento no está exento de polémica, puesto que se conoció un fraude que ha llegado a enturbiar el descubrimiento original. Dicho fraude se basa en el el Osario de Santiago.

Oded Golan era un comerciante que vendía en un mercadillo de antigüedades y poseía un osario de dos mil años de antigüedad con la inscripción en Hebreo: “Ya’akov Bar Yoshef Akhui di Yehshúah” (Santiago, Hijo de José, Hermano de Jesús). En realidad, el osario es auténtico, y se sabe que es el osario que falta de la tumba de los diez Osarios en Talpiot, mide 50,8 cm de largo, 30,5 cm de alto y 25,4 cm de ancho. Estas medidas coinciden con las medidas del osario que faltaba en la tumba de los diez osarios. Pero el fraude está en la inscripción Santiago, Hijo de José, Hermano de Jesús, de la cual sólo es auténtica la primera parte: “Santiago, Hijo de José“, el resto, “… Hermano de Jesús”, fue añadido por Oded Golan.

Aunque de sobra es sabido, que Jesús tuvo un hermano llamado Santiago y que era hijo de José y quizás no de María. Es decir, un hermano de un matrimonio anterior de José. Si tomamos como referencia el Protoevangelio de Santiago, se nos dice que María estaba desposada con José y que el ya tenía hijos.

Para saber más:

https://news.nationalgeographic.com/2017/11/jesus-tomb-archaeology-jerusalem-christianity-rome/