Saltar al contenido
Descifrando Enigmas

La Gran Pirámide

abril 11, 2020
Gran Pirámide
Advertisement

La Gran Pirámide tiene infinidad de misterios, algunos han conseguido resolverse mientras que otros siguen siendo un quebradero de cabeza para arqueólogos, historiadores e ingenieros. Vamos a repasar algunos de ellos que, por simple que parezcan, siguen en la más siniestra oscuridad:

Los 4 símbolos de la Gran Pirámide

 

greatpyramid3-653x393.jpg

Estos 4 símbolos se encuentran en la entrada de la Gran Pirámide de Keops. Según la arqueología oficial, nadie ha sido capaz de descifrarlos y hay quien dice que podrían contener la clave al misterio que guarda este monumento.

El investigador Georgeos Diaz-Montexano expone en su blog acerca de este misterio:

¿Qué son estos signos extraños de la Gran Pirámide?

Hace unos quince años realicé el primer intento de desciframiento de la misteriosa inscripción existente en la antigua ‘puerta bloqueada’ de la Gran Pirámide de Khéops. El texto y las letras pertenecen al alfabeto Líbico-Bereber conocido como Tifinagh, que fue ampliamente utilizado por los pueblos Bereberes del Norte de África; también por aquellos que los romanos conocían como Numidios o Mauritanos, y por varias tribus Tuaregs, entre otras poblaciones Amazigh o Imazighen que también vivieron en las Islas Canarias. De hecho, en la actualidad un único dialecto del Amazigh, el llamado Tamaceq o Tamacheq, ha conservado la antigua escritura Tifinagh con muy poca diferencia gráfica. La lengua Tamaceq utiliza el mismo alfabeto Tifinagh antiguo, casi con la misma forma que tenía antes de la época de los fenicios y romanos.

Esta noticia es sorprendente, porque sería la primera traducción oficial de dicha inscripción y si bien no está relacionada con el misterio de la Gran Pirámide, no deja de ser bastante interesante.

¿Qué significan estos signos extraños?

Si leemos esta inscripción de la GP, de izquierda a derecha, y usando un Léxico Egipcio, podemos leer el siguiente mensaje: “El lado (o cara) de la Esfinge”, lo cual tiene cierto sentido, porque esta inscripción justamente se encuentra en la cara, o por el lado de la pirámide que se encuentra justo en frente de la Esfinge, pero si la inscripción se lee de derecha a izquierda (también en lengua egipcia) se podría traducir como: “la puerta (o entrada) inutilizada, o bloqueada”, lo que también tiene sentido, ya que es precisamente una puerta, o gran entrada de la Gran Pirámide que, al parecer, fue bloqueada ya incluso en el mismo Imperio Antiguo, probablemente poco después de la Cuarta Dinastía sino es que fue en la misma época de su construcción…

¿Podría tratarse de una inscripción hecha por los primeros saqueadores de la pirámide? ¿Querían dejar por escrito que la entrada se encontraba bloqueada por los grandes bloques de granito? Con los datos que disponemos, ésta es la explicación más plausible.

El pasaje descendente

Empezamos por la estructura más antigua de esta colosal obra, el pasaje descendente de la Gran Pirámide. Originariamente pudo ser una estructura mucho más antigua que en la que reinó Keops, el cual pudo elegir construir encima su pirámide. La entrada original pudo estar en el punto marcado por la flecha y el pasillo seguiría hasta la llamada cámara inacabada o cámara del caos. Es importante señalar la inclinación de este pasillo, pues posteriormente nos puede aportar muchos más datos, 26º 17′.

El pasaje descendente de la Gran Pirámide

Bajando por el pasaje descendente de la Gran Pirámide

El camino ha de hacerse en postura incómoda porque el pasaje mide 1,22 metros de altura y poco más de 1 m de ancho. A los 30 m de recorrido ya hemos dejado la pirámide y estamos bajo ella, hundiéndonos cada vez más en el subsuelo. Ese canal descendente tiene en total 105,15 m de longitud y llega a más de 30 m por debajo del nivel de la meseta. Ya abajo del todo, al final del canal descendente se abre un pequeño tramo horizontal aún más angosto –de apenas 90 cm de anchura, 80 cm de altura y 9 m de longitud– que lleva a una cámara subterránea.
No sabemos si dicha cámara se construyó así originalmente o se descartó. Si atendemos a que era una cámara anterior a la construcción de la G.P. debió ser hecha intencionadamente con esa forma sin pulir ni acabar.
El pasaje descendente de la Gran Pirámide
Cámara del caos
Existe un tunel en dicha cámara, enfrente del que sirve de entrada, que penetra 14 m en dirección sur para terminar bruscamente. También tenemos un pozo cuadrado de 2 m de lado y que apenas llegaba a 3 m de profundidad, y que como el túnel de la pared sur tampoco conducía a sitio alguno. El coronel Howard Vyse, a mediados del siglo XIX profundizó 9 m más ese pozo buscando una posible cámara pero no encontró nada.
El pasaje descendente de la Gran Pirámide
El túnel misterioso
Hoy el pozo está lleno de arena y cascotes. En el techo observamos una marca de una posible estructura (ver flecha negra), pero no tenemos apenas datos para hacer ninguna hipótesis, aunque algunos apuntan que ahí puede estar la solución al enigma de la estructura interna. Esperaremos a más datos de la misión Scan Pyramids para poder contestar a estas preguntas, pues con los que tenemos se antoja imposible.
El pasaje descendente de la Gran Pirámide
Marca extraña en el techo
Puesto que no hay muchos datos más que evaluar, continuemos con el que habíamos aparcado al principio, la inclinación del pasillo. En base a una teoría del Geólogo Robert Schoch basada a su vez en Richard Proctor, astrónomo inglés. ¿Cómo podrían orientar el pasillo al norte perfecto? Puesto que el uso de cuerdas o marcas con tizas pueden incurrir en errores de orientación, el método más seguro sería orientarlo a una estrella que marque el norte, así cuanto más largo sea el pasillo más preciso tiene que ser y nunca se debe de perder la visión de la estrella desde dentro, así se aseguraban la orientación perfecta hacia el norte.
El pasaje descendente de la Gran Pirámide
Si tomamos las fechas convencionales de su construcción 2589 a 2566 a.C. , en el norte se encontraría Alpha Draconis. Esto explicaría por qué al construir la Gran Pirámide encima y ampliar el pasaje la entrada quedó tan alta.
Otros autores, utilizando esta teoría, apuntan la posibilidad de que otras estrellas marcaran un norte aún más perfecto, en otras fechas más antiguas, como el 8.000 a.C. donde otra estrella marcaba un norte exacto con el pasillo…

Scan Pyramids y cámaras ocultas

Hace varios años que empezaba el proyecto de Scan Pyramids y eramos muchos los que esperábamos un año 2016 cargado de sorpresas. Un año que podría haber pasado a la posteridad como el año de las Pirámides. Por fin, íbamos a poder desvelar uno de los enigmas que más tiempo llevan fascinando a los amantes de la historia.

A poco menos de 3 meses para que acabe el año, se ha dado a conocer el último informe del proyecto anteriormente citado. Y nos ha dejado bastantes sorprendidos.

La cara norte de la pirámide y la entrada original

Cámaras ocultas en la Gran Pirámide

Como podemos ver en esta foto, cuatro grandes bloques de piedra caliza pertenecientes a la estructura interna de la Gran Pirámide reposan a modo de dintel de descarga, varios metros por encima de la entrada original de la G.P. Como sabemos, esta entrada permanece cerrada para el público, el cual debe entrar por el pasillo “de los ladrones” atribuido históricamente a Al-Mamúm.

Los arqueólogos han dicho que dicho dintel es demasiado grande para una entrada de dichas características, puesto que normalmente se utiliza para proteger cámaras de las grandes fuerzas verticales a la que son sometidos. Aparece esta característica por primera vez en la historia en la Gran Pirámide, tanto en la camára del Rey como en la cámara de la Reina. Sin embargo en este caso, se habría construido para una pequeña entrada que tiene un pasillo de solo 1,20m de alto por 1,05 de ancho. ¿Para qué? Posiblemente el descubrimiento reciente del proyecto Scan Pyramids tenga la respuesta, pero antes…

Un poco de historia reciente sobre cámaras ocultas

En 1987, el arquitecto francés Gilles Dormion supone la presencia de un corredor desconocido bajo este dintel que podría haber sido utilizado como zona de maniobras para los constructores. En 1988, investigadores de la Universidad de Waseda, mediante un sistema de radares, dieron a conocer la posible existencia de un segundo corredor, paralelo al que conocemos, de 30 metros que conduciría a la Cámara de la Reina.

El arquitecto Jean-Pierre Houdin, autor de la conocida teoría de la rampa interna para la construcción de la GP, no tiene duda en afirmar que habría dos antecámaras desconocidas relacionadas con la habitación del rey. Un complejo funerario que comenzaría detrás de las vigas.

Cámaras ocultas en la Gran Pirámide

Los datos oficiales sobre las cámaras ocultas

Las investigaciones realizadas a través de la captación de partículas de muones han encontrado en la cara norte de la GP, en la zona del dintel, un pasaje desconocido que penetra hasta el corazón de la pirámide. Este espectacular descubrimiento fue revelado el pasado 15 de octubre, casi coincidiendo en el aniversario de esta misión internacional lanzada en 2015 por el Instituto HIP y la Facultad de Ingeniería de El Cairo para investigar de forma no destructiva principales monumentos de la cuarta dinastía.

Con respecto a esta anomalía, Clemente Ibarra, científico encargado de dicha investigación para la Universidad de Laval en Quebec, comenta: “Sus superficies (en referencia a todas las piedras del entorno) están orientadas de la misma manera hacia el sol, es el mismo tipo de material, probablemente el mismo tamaño, por lo tanto, se esperaba que su respuesta térmica fueran muy similares. Pero este no es el caso, de una zona en particular, tiene grandes diferencias de temperatura durante el día“. Otra piedra justo por debajo de las vigas también muestra un perfil térmico muy extraño.

Es difícil sacar conclusiones firmes a partir de estos resultados, pero todo esto es inesperado. Así que para nosotros es muy interesante. De ahí la decisión de explorar el área con otros enfoques . Esta es la clave de nuestra misión combinar diferentes técnicas para perfeccionar nuestros resultados “ dice el profesor Hany Helal, director del proyecto.

Cámaras ocultas en la Gran Pirámide

En la zona del dintel comienza un nuevo pasillo

Posteriormente, el equipo utilizó la muografía. Los muones, como hemos comentado en otros artículos, son partículas cósmicas que caen continuamente en la Tierra. Capaces de atravesar el gran espesor de las rocas, que permiten, como si fuera una radiografía de rayos X, conocer el interior de los monumentos en profundidad. En junio de 2016, Kunihiro Morishima del equipo de la Universidad de Nagoya, desplegó tres placas de plástico recubiertas con una emulsión química sensible a las partículas en el pasillo descendente. Su misión: tratar de detectar una cavidad por encima de ellos.

Estas placas ya demostraron su eficacia en la obtención de una radiografía de la pirámide acodada de Dahshur en abril de 2016. Mientras tanto, el área se ha modelado en 3D con la ayuda de la fundación de Dassault Systèmes, para evaluar, en particular, el impacto de rocas que faltan en el flujo de muones. Después de 67 días de la instalación, las películas se estudiaron en la Universidad de Nagoya. Las tres placas mostraron un exceso de muones en la misma dirección. Después de la comparación con las imágenes obtenidas por el simulador, el resultado es claro: en la zona del dintel aparece un vacío importante, hay incluso una forma de pasillo. ¿Está unido a los otros corredores? ¿Cuán profundo es dicho pasillo? La posición exacta del circuito, su tamaño y forma necesita ser refinado. Doce placas nuevas sensibles a los muones placas se acaban de situar en el pasillo descendente. Sus datos serán recogidos al finales del presente mes de Octubre.

Cámaras ocultas en la Gran Pirámide

Informe realizado gracias a la técnica de detección de muones. A la izquierda, la imagen que las partículas cósmicas deberían haber dado en el caso de una pirámide sin anormalidad estructural. A la derecha el resultado obtenido por los investigadores después de unos 67 días.. Los tres sensores de detección de muones revelaron un exceso significativo de las partículas en la misma dirección, que toman la forma de, al menos, un corredor. Comparado con otras simulaciones similares, muestra que este exceso está muy por encima de 5 sigmas. Un exceso de 5 sigmas confirma un evento para 99, 9999%. Este valor se utiliza comúnmente en la física de alta energía como el umbral para la validación de un descubrimiento. Crédito K. Morishima (Universidad de Nagoya) y Benoit Marini para ScanPyramids

Dos pequeñas cámaras ocultas más en el borde noreste

Este no es el único descubrimiento anunciado por ScanPyramids. Las partículas cósmicas también han identificado un nicho en el borde noreste de la pirámide. Pero esta vez a través de un dispositivo que se coloca fuera del monumento: tres telescopios de muones desarrollado especialmente para la misión por el CEA. Después de validar su funcionamiento mediante la visualización de una cavidad conocida, situada a 5 metros de profundidad y con una superficie de 9 m2, el equipo se sorprendió al detectar otro: uno, no identificado, es alrededor de 105 metros de altura, y muestra un volumen equivalente a la primera. El lector recordará, la pequeña cámara descubierta por el arquitecto anteriormente citado Houdin, para validar su hipótesis de la rampa interna, tal y como expone en sus documentales. En este caso, además de la ya conocida, se añade otra más.

“No hemos terminado de analizar todos nuestros datos” comenta Sébastien Procureur, jefe científico de la CEA. “Pero ya hemos detectado otras posibles anomalías” Tal vez esto es sólo el principio, ya que a día de hoy, El horizonte de Jufú (nombre real de la GP) está literalmente repleta de sensores. “En el centro de la cámara de la reina, hay un receptor de muones, instalado por un grupo científico japonés, el cual continúa analizando la parte superior de la pirámide y decenas de placas similares a las que acaban de detectar el nuevo pasillo tapizan el suelo y el techo de esta sala” dijo Mehdi Tayoubi, co-director de la misión. Además aún quedan por recuperar los datos de otros dispositivos que rodean toda la pirámide, los cuales están analizando actualmente el resto de la fachada de la pirámide.

Cámaras ocultas en la Gran Pirámide

Lo que se ha “visto” a través de los telescopios CEA en la cresta noreste de la pirámide de Keops. Además de las muescas N1, N2 y N3, y la cavidad C2 ya conocida, se reveló una nueva cavidad de 9 m2 llamado C1, a unos 105 metros de altura. Los sensores miden en esta zona un exceso de muones estadísticamente significante de un valor de 6.3 sigmas, un valor que en la física de alta energía, valida un descubrimiento. CEA crédito / IRFU para ScanPyramids.

Después de un año de duro trabajo de campo, hemos demostrado que nuestro método funciona. El enfoque multidisciplinario es eficaz, como para seguir avanzando con cada una de las tecnologías para proporcionar nuevos datos a la arqueología” Concluye el co-director de la misión. Otras instituciones científicas internacionales, como el Fermilab (US CERN) o INRIA (Instituto Nacional de Informática y Automática) han expresado el deseo de unirse a la misión.

Sin embargo no todos son tan optimistas acerca de estos descubrimientos, tal y como podemos ver en las declaraciones del ex-Ministro de antigüedades egipcio, Zahi Hawass. Hawass, quien siempre ha estado a favor de la posible existencia de una cámara oculta dentro de la gran pirámide, expresó durante una entrevista telefónica a la web Seeker (entrevista no verificada) que no está muy de acuerdo con los resultado encontrados durante esta investigación:

Cámaras ocultas en la Gran Pirámide

“Esta gente son científicos y no tienen experiencia en la arqueología. El núcleo de la pirámide se construyó usando piedras grandes y pequeñas. Sabiendo eso, encontrarás anomalías en todas partes.”

“Creo que no existen [estas] cámaras secretas y que estás anomalías tienen que ver con la forma en que se construyó la pirámide.”

Más cámaras ocultas

Gracias al reciente trabajo de Scan Pyramid, sabemos que la Gran Pirámide de Guiza cuenta con cámaras que aún no han sido exploradas. Cuanto menos se han descubierto, gracias a técnicas de última generación, tres cámaras más. Lo que no mucha gente conoce, es que antes de esta misión y del uso de la medición de los muones, otros equipos multidisciplinares ya habían trabajado en la Gran Pirámide. Y lo asombroso es que encontraron varias cámaras y pasillos ocultos. ¿Estamos ante la prueba de que la verdadera tumba de Keops sigue en el interior de la pirámide? Sin duda, esta maravilla del mundo antiguo no deja de asombrarnos aunque hayan pasado más de 4 mil años desde su construcción.

cavidades de la gran pirámide

El equipo francés que trabajó en la Gran Pirámide

El estudio moderno mediante sistemas de gravimetría comenzó en 1986, cuando los arquitectos franceses Dormion y Goidin realizaron mediciones en el corredor de acceso de la cámara de la reina, donde pensaban que podían encontrar una serie de almacenes ocultos tras el aparejo en forma de cruz. Las máquinas indicaron la presencia de una posible hueco en el muro oeste del pasillo, a 15 metros de la cámara de la reina. El servicio de antiguedades concedió permiso para realizar tres micro perforaciones en el pasillo. La primera se realizó con un angulo de 35º: a 1,05 m enproyección horizontal descubrió una junta y a 2,30 m numerosos bloques de piedra separados por mortero. La segunda perforación, con 40º de inclinación, confirmó estos resultados. La tercera, por último, penetró hasta 2,65m de profundidad y encontró una arena cristalina muy fina a lo largo de 40 centímetros. Este material, cuyo origen no es eólico ni se debe a la erosión del monumento, es una arena formada en más de un 99% de cuarzo.

cavidades de la gran pirámide

El equipo japonés que trabajó en la Gran Pirámide

Las noticias de las investigaciones francesas llegaron hasta tokio, a la universidad de Waseda, cuya universidad lleva más de 30 años excavando en egipto. Los japoneses formaron un grupo multidisciplinar compuesto por egiptólogos, arquitéctos y físicos para examinar la zona. La técnica empleada era menos invasiva, pues se trataba de un <>. Cuando obtuvieron el visto bueno de las autoridades egipcias en el año 1987, realizaron varias mediciones en varios puntos de la Gran Pirámide y alrededor de la esfinge. Repitieron las mediciones meses después para poder obtener unos resultados aún más precisos. Los resultados obtenidos confirmaron lo que habían dicho los investigadores franceses y además, revelaron la existencia a 1,5 metros por debajo del pasillouna cámara de unos 3 metros de profundidad. Los aparatos dijeron que “estaba repleta de arena” y que posiblemente se extendía desdeel centro del pasillo hasta el muro oeste. En la esquina occidental de la pared norte de la cámara de la reina se detectó una nueva cavidad. Esta vez con una profundidad que llegaba hasta los 30 metros. Posiblemente se trata de otro pasillo situado al oeste que da acceso a la cámara de la reina, corriendo paralelo a él antes de girar en ángulo recoto hacia el oeste cerca de la gran galería.

También se investigó la cámara del caos, con el resultado de una probable habitación de 2 metros de profundidad y 2 metros de altura localizada 3 metros detras de la parte occidental del muro norte de la cámara.

Kernel y la microgravetría de la Gran Pirámide

En octubre de 1992, Kernel utilizó este escáner electromagnético y se detectó que dicha anomalía podría tratarse de un techo de un corredor de dirección noroeste sureste. Localizado a la derecha del nicho que precede a la cámara, tendría una ligera pendiente y una altura aproximada de 1,60m. Meses después se utilizó otra técnica, la de la microgravetría. Se orientó la máquina hacia este posible hueco pero no se encontró nada. ¿Cual fue el motivo? La única solución es que dicha cámara se halle rellena de arena, lo que explicaría el porqué fue detectado por un medio y no por el otro. Sin embargo en la misma pared oeste, pero a 6 metros de la entrada de la cámara apareció otro hueco en los escáneres, lo que concordaba con los datos de los japoneses.Este hueco parece deberse a un pozo vertical de 5 metros de profundidad con una sección cuadrada de 1,40 metros de lado.

cavidades de la gran pirámide
Posible reconstrucción

Los franceses vuelven a la carga

Ya entrado el siglo XXI Dormion y Jean Pierre Baron volvieron a la carga, esta vez con el objetivo de escanear la cámara de la reina. Las máquinas mostraron que a 2,5 metros de la pared sur y a unos 3,5 metros de profundidad existe un hueco que atraviesa la cámara por completo de este a oeste. Este pasillo tiene toda la pinta de ser el acceso a otra cámara funeraria cuya entrada se encontraría en la cara este de la pirámide. Esto supondría que la Gran Pirámide tiene otra entrada, al igual que ocurre en la pirámide acodada de Snefru, el padre de Keops. A no ser, claro está, que esté conectado con la estructura que encontraron los japoneses, por lo que estaríamos ante una mega estructura interna por descubrir.

Mi teoría personal

Aún hoy desconocemos muchos de los interrogantes acerca de la construcción de la única de las 7 maravillas que sigue quedando en pie. La pregunta principal que no conseguimos responder es ¿Cómo se construyó la Gran Pirámide?. A pesar de nuestra tecnología y de la cantidad ingente de excavaciones y estudios que se han realizado, hemos de admitir que seguimos sin respuestas, al menos que sean concluyentes. Pero quizás el fallo se encuentre en la base del enigma…

¿Cómo se construyó la Gran Pirámide?

Estatua de Keops (Museo de El Cairo)

Normalmente damos por hecho una serie de datos y por ello nos es difícil encajar cualquier teoría en dichos supuestos. Pero si un enigma permanece tantos años sin ser resuelto es necesario abrir la mente y no por ello pensar en extraterrestres y piedras voladoras. Muchas veces la respuesta está en solamente analizar los datos desde otro punto de vista e intentando aplicar la lógica. Es por ello que intentaré la osadía de dar una respuesta convincente, o al menos, de allanar el terreno para una futura teoría.

Una nueva cavidad inesperada

La Pirámide de Keops contiene tres cámaras interiores grandes y una serie de pasajes. La más impresionante es la Gran Galería que tiene 47 metros de largo por 8 metros de ancho.

La cavidad recién identificada está directamente por encima de la galería y tiene dimensiones similares.

Gráfico de la pirámide

No sabemos si se trata de un espacio horizontal o inclinado; no sabemos si está conformado por una o varias estructuras sucesivas”, explicó Mehdi Tayoubi, del Instituto HIP de París.

“De lo que estamos seguros es de que este gran vacío está allí, que es impresionantes y que, por lo que sabemos, no había sido anticipado por ninguna teoría”.

Importancia dudosa

El equipo ScanPyramids deliberadamente no utiliza la palabra cámara para describir este espacio.

Keops contiene compartimientos que los expertos creen que pudieron haber sido incorporados por los constructores para evitar que la estructura colapse, al aliviar la tensión provocada por el peso de las capas de roca superpuestas.

Estudio de la pirámideDerechos de autor de la imagenPA

La cámara del rey (la más alta), por ejemplo, tiene por encima cinco espacios como estos.

El renombrado arqueólogo estadounidense Mark Lehner es parte del panel que revisa el trabajo de ScanPyramid.

En su opinión, la técnica de muones utilizada (unas partículas similares a los electrones) es sólida. Pero, aún así, no está convencido de la importancia del hallazgo.

“Podría ser un espacio que los constructores dejaron para proteger el techo muy angosto de la Gran Galería del peso de la pirámide”, le dijo el experto a la BBC.

Ahora mismo (…) es una anomalía. Pero necesitamos enfocarnos más en ello, especialmente en una época en que ya no podemos perforar la pirámide con dinamita como lo hizo el egiptólogo británico Howard Vyse a comienzos de la década de 1800″.

Técnica bajo la lupa

Uno de los líderes del equipo, Hany Helal de la Universidad de El Cairo, cree que el hueco es demasiado grande para cumplir la función de aliviar la presión, pero entiende que esto sea un tema de debate entre los expertos.

Pirámides de GuizaDerechos de autor de la imagen SCANPYRAMIDS

“Estamos tratando de entender la estructura interna de la pirámide y de cómo fue construida”, dijo Helal.

“Egiptólogos famosos, arqueólogos y arquitectos tiene algunas hipótesis. Lo que estamos haciendo nosotros es darles información. Son ellos los que tienen que decir si era algo que esperaban o no”.

Gran parte de la incertidumbre proviene de la información imprecisa que obtuvieron con la técnica de rayos que en inglés se conoce como muography.

Este sistema no invasivo fue desarrollado en los últimos 50 años para estudiar el interior de estructuras tan disímiles como glaciares y volcanes. También se utilizó para investigar los reactores nucleares de Fukushima.

Esta tecnología utiliza una lluvia de partículas de alta energía que llegan a la superficie de la Tierra desde el espacio.

AparatoDerechos de autor de la imagenSCANPYRAMIDS

Image captionEl aparato para estudiar la pirámide se coloca justo debajo de la zona que se quiere analizar.

Cuando estos rayos cósmicos superrápidos chocan con las moléculas de aire, producen una serie de partículas incluyendo los muones.

Estos se mueven a una velocidad cercana a la velocidad de la luz y solo interactúan de forma débil con la materia. Por esta razón, cuando alcanzan la superficie, penetran profundamente en la roca.

Pero algunas de estas partículas son absorbidas y desviadas por los átomos en los minerales de las rocas, y si los detectores de muones se colocan en una región específica, pueden obtener una imagen clara de las anomalías en la densidad de esa región.

Robot volador

El equipo de ScanPyramids usó tres tipos de tecnología y todos coinciden en la posición y la escala del hueco.

ExpertosDerechos de autor de la imagenSCANPYRAMIDS

Lo que resta es investigar en profundidad esta nueva estructura.

Una posibilidad es hacerlo perforando un agujero de unos tres centímetros por el que se pueda introducir un robot volador.

Advertisement

Pero este método deberá primero ser aprobado por las autoridades egipcias.

Los triángulos alfa y dos entradas

Los misterios de la Gran Pirámide continúan. Esta vez vienen de mano de un investigador polaco, el geólogo Franc Zalewski. Junto a su equipo han publicado un estudio donde han investigado la composición química de algunos bloques del “Horizonte de Keops” y han llegado a la conclusión de que existe una segunda entrada a la Gran Pirámide.

Para este estudio, han utilizado microscopios petrográficos para poder saber con exactitud todos los componentes de las piedras de roca caliza del núcleo de la pirámide. También se han utilizado instrumentos macroscópicos para las observaciones a distintas horas del día.

Los descubrimientos de Franc Zalewski

En este estudio se comprobó que los bloques mejor conservados componen las partes centrales de las paredes de la pirámide. Los bloques mejor conservados se observan en la primera capa. Estaban a una distancia de 40 m de las esquinas de la pirámide y se colocaron en la parte central de los cimientos de la pirámide. En cada capa subsiguiente, su número está disminuyendo desde ambos lados. Y así, la aparición de este tipo de piedra caliza termina con el bloque único en la capa 19, en la parte central de la pared.

Estos bloques son de color más claro y se ajustan con precisión. Se organizan de una manera característica y crean una estructura de forma de triángulo. Los mismos elementos son visibles en las otras tres paredes de la Gran Pirámide en Guiza. Es difícil determinar sin ambigüedad la ubicación de los vértices de los triángulos. En la pared norte, el ápice se dañó durante la apertura de la entrada original a la Gran Pirámide en Guiza, como podemos en la fotografía siguiente.

Gran Pirámide
Se puede observar un triángulo más claro

En la fotografía podemos ver que la entrada original a la pirámide estaba escondida detrás de la piedra, precisamente en la capa 19. En los muros sur y este los vértices de los triángulos mencionados no son visibles. Las consideraciones del autor sobre la vinculación del triángulo (α) con la ubicación de la entrada original a la Gran Pirámide en Guiza son evidentes. Incluso el antiguo geógrafo griego Estrabón escribe en su libro Geografía:

“En lo alto, aproximadamente a mitad de camino entre los lados, tiene una piedra móvil y cuando se levanta, hay un pasaje inclinado hacia la bóveda”.

Como se ve en la figura siguiente, la entrada al corredor descendente, que conduce a la Gran Pirámide de Guiza, tenía que estar ubicado exactamente en la capa 19.

Esta capa es considerablemente más gruesa que las vecinas: tiene 95 centímetros. Entonces, ¿entendemos correctamente a Estrabón y su mensaje? Además, ¿podemos confiar en él cuando estudiemos este tema?

Los triángulos Alfa

Los triángulos que se observan en la Gran Pirámide han obtenido el nombre de triángulos alfa por el geólogo polaco y demuestra en su estudio que son visibles en las cuatro paredes de la pirámide. De los triángulos mencionados, el más visible es el triángulo ubicado en el muro occidental, coronado con una sola piedra. Se puede observar en las dos fotografías siguientes. El vértice se encuentra en la 19ª capa de bloques, 16 m 65 cm de alto. Según los cálculos, el ángulo de todos los triángulos mencionados en su parte superior asciende a 155 °. La longitud de su base es de unos 150 metros.

Gran Pirámide
Simulación de Ancient Architests

No sería la primera pirámide con una segunda entrada

El arqueólogo alemán Rainer Stadelmann, investigador del complejo Dahshur, escribe en sus trabajos sobre el sistema de corredores en las pirámides de Esnefru, padre de Keops. El rey Esnefru (4a dinastía) construyó dos pirámides en Dashur: La pirámide roja y la pirámide acodada. La pirámide sur de forma romboidal (la pirámide acodada) tiene dos entradas: la primera es la entrada norte con el sistema de corredores y cámaras y la segunda entrada está ubicada en su pared occidental. La segunda entrada tiene un sistema separado de pasillos. Estos corredores probablemente nunca han sido conectados.

El autor del estudio (citándose a si mismo) afirma en su publicación:

Teniendo en cuenta las declaraciones de los antiguos escritores y las observaciones del autor, que se prueban mediante los análisis de laboratorio, podemos asumir que existe la segunda entrada a la Gran Pirámide en Guiza.

Debería estar ubicada en la capa 19 del muro occidental de la pirámide. También es posible que el arquitecto de la pirámide quisiera engañar a todos los invitados no deseados y construyera los triángulos en todas las paredes de la pirámide. Sea como sea, los triángulos existen en las cuatro paredes de la Gran Pirámide en Guiza. ¿Por qué fueron construidos?

Por el momento, responder a esta pregunta es el siguiente misterio de los antiguos constructores de pirámides. El triángulo en la Gran Pirámide de Guiza es notable en muchas fotografías de los siglos XIX y XX, realizadas por varios fotógrafos. ¿Por qué los triángulos “α” en la Gran Pirámide no se habían notado hasta ahora? Una explicación podría ser el hecho de que lo que creemos saber afecta nuestra percepción visual del mundo. Un muy buen ejemplo de ello es la foto de portada “AERA” del Informe Anual 2010-2011. En el muro occidental de la pirámide, el triángulo “α” es muy visible. Se desconoce si esta es la única pirámide con este tipo de triángulos en cada lado que se construyeron en el Antiguo Egipto. La existencia de tales figuras en otras pirámides también es una posibilidad.

Conclusiones sobre esta teoría

La investigación demostró, según el autor, que:

  • La Gran Pirámide en Guiza está construida con al menos tres tipos de rocas calizas:

(1) Piedra caliza de micrita-esparita con la unión de carbonato con restos únicos de fósiles de crustáceos (Wackestone). Se usó piedra caliza de este tipo para construir el núcleo de la pirámide

(2) Piedra caliza micrita-esparita con la junta de carbonato y textura paralela (Mudstone). Se utilizó piedra caliza de este tipo para construir la capa de revestimiento de la pirámide

(3) Piedra climática de organodetritos con calcita rellena con fragmentos de conchas de moluscos triturados (grainstone). Esta piedra se usó para construir los triángulos alfa en las paredes de la Gran Pirámide en Guiza.

  • Los triángulos “Alfa” ubicados en las cuatro paredes de la pirámide están construidos con el 3er tipo de piedra caliza, el tipo “grainstone“. Tienen los mismos tamaños y se rematan con una sola piedra en la 19ª capa. Como lo indican los análisis petrográficos, la forma y la precisión del tamaño de todos los triángulos, los triángulos no se pudieron colocar en la pirámide por casualidad o debido al origen natural. La cantidad limitada de muestras recolectadas y analizadas de la Gran Pirámide en Guiza puede ser el único punto para especular e invalidar parcialmente este estudio. La piedra caliza de la meseta de Guiza se encuentra fuertemente dolomitizada y tales calizas no se descubrieron en la Gran Pirámide de Guiza.

Las palabras del egiptólogo y geólogo W. M. F. Petrie mejoran la credibilidad de las conclusiones incluidas en este documento:

“La piedra caliza de las colinas occidentales difiere en la composición mineral de la piedra caliza en el complejo piramidal. El último es más similar a la piedra caliza de la orilla oriental del río Nilo. Por lo tanto, podemos asumir que todo este material se extrajo de los escarpados acantilados de Tura y Maadi. Desde este lugar fue transportado a la obra ”

¿Cómo se construyó la Gran Pirámide?

¿Una rampa para construir la Gran Pirámide?

Los arqueólogos siempre se han preguntado cómo los antiguos egipcios construyeron la pirámide más grande del mundo, la Gran Pirámide. Ahora, pueden haber descubierto que el sistema utilizado para transportar enormes bloques de piedra a su lugar hace unos 4.500 años. Tan simple como una rampa para construir la Gran Pirámide de Egipto.

Descubrieron los restos de este sistema en el yacimiento de Hatnub, una antigua cantera en el desierto oriental de Egipto. El artilugio se habría utilizado para transportar pesadas piedras de alabastro por una rampa empinada, según los arqueólogos que trabajan en el sitio, del Instituto Francés de Arqueología Oriental, en El Cairo y de la Universidad de Liverpool, en Inglaterra. Y posiblemente así fue cómo los egipcios construyeron la Gran Pirámide, en nombre del faraón Khufu.

“Este sistema está compuesto por una rampa central flanqueada por dos escaleras con numerosos orificios para postes”, dijo Yannis Gourdon, codirector de la misión conjunta en Hatnub. “Usando un trineo que llevaba un bloque de piedra y estaba atado con cuerdas a estos postes de madera, los antiguos egipcios podían sacar los bloques de alabastro de la cantera en pendientes muy pronunciadas del 20 por ciento o más”.

“Las cuerdas atadas al trineo actuaban como un “multiplicador de fuerza”, lo que facilitó el desplazamiento del trineo por la rampa” dijo Roland Enmarch, el otro codirector de la misión Hatnub.

Este sistema se utilizó en la época de Keops (Khufu)

“Este tipo de sistema nunca se ha descubierto en ningún otro lugar”, dijo Gourdon. “El estudio de las marcas de herramientas y la presencia de dos inscripciones de Khufu nos llevaron a la conclusión de que este sistema se remonta al menos al reinado de Khufu, el constructor de la Gran Pirámide en Giza”, agregó.

“Como este sistema se remonta, al menos, al reinado de Khufu, eso significa que durante la época de Khufu, los antiguos egipcios sabían cómo mover enormes bloques de piedra usando pendientes muy empinadas. Por lo tanto, podrían haberlo utilizado para la construcción de su pirámide “, dijo Gourdon.

La Gran Pirámide es la más grande de las tres pirámides de Guiza, construida para cada uno de los tres faraones: Keops, Kefrén y Micerinos. La de Keops, es la pirámide más grande jamás construida en Egipto, con 146 metros de altura cuando se alzó por primera vez. Fue considerada una de las 7 maravillas del mundo por los escritores antiguos.

Si bien los arqueólogos generalmente están de acuerdo en que los trabajadores de esta pirámide utilizaron un sistema de rampa para mover bloques de piedra hacia la pirámide, siempre se han preguntada cómo funcionaba exactamente, pues faltan muchos detalles para precisar. Para ello se confía que este nuevo descubrimiento ayude a resolver los flecos que todavía tiene el misterio.

Conclusiones:

Para mí, el misterio de la construcción de la Gran Pirámide no es tan sencillo. Quizás una rampa inicial para las filas más bajas si fue posible. Pero conforme se fue alzando el monumento ya no me parece útil. Ni siquiera con una inclinación del 20%. Puede que para las filas más altas se pudiera utilizar una rampa interna tal y como propone el arquitecto francés Jean-Pierre Houdin. Pero indudablemente, el titular que hemos leído estos días en los medios de “se descubre el secreto de la construcción de la Gran Pirámide” es totalmente FALSO.

Para poder intentar definir este enigma, tenemos que partir de unas bases y la primera de ella es definir el marco temporal en el que fue construida. Para ello debemos decantarnos por el reinado de Khufú o Keops. La pirámide se construyó en el reinado de este monarca. Parece claro y no admite muchas dudas puesto que tenemos varias pruebas:

  1. Tenemos el grafiti de la última cámara de descarga, el cual se ha demostrado que concuerda con el cartucho real del nombre de Keops, en el cual los trabajadores firman como el equipo de Keops.
  2. Los manuscritos del puerto, en el que se cita un número de envíos que se dirigen para la construcción de la pirámide de Keops.
  3. Tenemos la ciudad de los trabajadores, en la que existe alguna tumba donde figura el nombre de un capataz que hizo trabajos en la zona este de la pirámide de Keops.
  4. Los trabajos de Carbono 14 hechos por David H. Koch
  5. Las representaciones con los cartuchos de Keops en la calzada que lleva a la Gran Pirámide.
  6. Tenemos la “para nada desdeñable” tradición, la cual recogió Herodoto en el siglo V a.C. que dicha pirámide fue construida por Keops.

A la hora de crear una teoría satisfactoria, deberíamos incluir esta hipótesis que no admite muchas dudas, por lo que se nos reduciría la construcción al reinado de este rey, es decir, se acotaría a unos 25 años (1). Pero, como decía al principio, puede que este sea el motivo por el que no lleguemos a entender esta obra en su totalidad.

El problema del tiempo

Desde los comienzos de la egiptología, se ha intentado explicar el modo de corte y transporte de piedra en una civilización cuyas herramientas eran poco más que cinceles de cobre o bronce.

Según Mark Lehner la Gran Pirámide se pudo haber construido sin problemas durante el reinado de Keops, en tan solo 10 años, suponiendo que conste de unos 2,3 millones de bloques de entre 2 y 40 toneladas…

Con una media de 15.000 obreros trabajando, sus cálculos sugieren que los trabajadores podrían haber mantenido un ritmo de 180 bloques por hora (tres bloques cada minuto), con jornadas laborales de diez horas para poner cada bloque en su lugar.

Esto es algo que se me antoja bastante difícil. Pero no porque técnicamente no se pueda trabajar la piedra, sino porque no es práctico en tan poca cantidad de tiempo. Yo no dudo que no se pueda cortar, alisar, pulir, transportar y colocar ninguno de los bloques que la componen. Ni siquiera los más pesados de granito. Pienso que es casi imposible a esa velocidad y que además lo hubieran hecho con una gran precisión.

Tal y como expone el Dr. Craig Smith:

La logística de la construcción en el yacimiento de Guiza es alarmante cuando se piensa que los antiguos egipcios no tenían poleas, ni ruedas, ni herramientas de hierro. Sin embargo, las dimensiones de la pirámide son extremadamente precisas y el lugar fue nivelado dentro de una fracción de una pulgada por encima de toda la base de 13,1 acres. Esto es comparable a la exactitud posible con los métodos de construcción modernos y de nivelación láser. Esto es sorprendente. Con sus “herramientas rudimentarias”, los constructores de las pirámides del antiguo Egipto fueron tan precisos como lo somos hoy con la tecnología del siglo XX.

Es decir, o bien tuvieron que trabajar con otro tipo de herramientas (algo que es imposible) o tuvieron que hacerlo en un lapso de tiempo mayor, y es en ésta última opción donde sí podemos vislumbrar alguna solución.

¿Cómo se construyó la Gran Pirámide?

Cabeza de Estatua de Keops (Museo de Berlín)

Los trabajos de datación del Carbono 14 de la Gran Pirámide

Los trabajos realizados por David H. Koch para la datación de la Gran Pirámide no son muy conocidos, pero lo cierto es que se han realizado en varias ocasiones, aprovechando el mortero existente en algunas zonas de la Gran Pirámide. (2)

En los años 1984 y 1995 se realizaron sendos análisis para su datación. Los resultados sufrieron variaciones de hasta 400 años de diferencia, en comparación con otros monumentos que también fueron datados en los mismos estudios, los cuales sí habían arrojado los mismos resultados. Es decir, habría que retrasar la cronología de la construcción esos 400 años. Sin embargo, en el análisis de 1995 sólo unos 100 años…

Estirando los estándares permitidos por dichas dataciones, podríamos decir que los 400 años de diferencia entre los trabajos podría deberse al margen de error de esta técnica. Pero debería ser mucha casualidad y normalmente no ocurre esto, como podemos comprobar en el mismo proyecto, en lo referente a la pirámide de Zoser (mucho más antigua) y a otras dataciones del Reino Medio.

Ante esta incongruencia, se han dado varias razones. La más plausible es la utilización de trozos de maderas mucho más antiguos, los cuales arrojan dicha diferencia. Como sabemos, la gran pirámide está construida con piedras irregulares, cada una es única, por lo que en algunas ocasiones era necesario el uso de mortero para poder rellenar algunos huecos. Para hacer el mortero de yeso, éste se debía desecar por calentamiento, lo que requiere grandes cantidades de madera.

Otra duda que se nos plantea es: ¿De dónde sacaron la madera? Sabemos que no tenían dichas grandes cantidades…

En los resultados de dicho estudio se dice:

“Pensamos que era poco probable que los constructores de las pirámides utilizaran constantemente madera centenaria como combustible en la preparación de mortero. Los resultados de 1984 nos dejó con muy pocos datos para concluir que la cronología histórica del Antiguo Reino era incorrecta por casi 400 años, pero consideramos esto como una posibilidad mínima”.

Pero en estos casos me acuerdo del principio de la navaja de Okham, el cual dice: “En igualdad de condiciones, la explicación más sencilla suele ser la más probable.”

Por lo tanto, ¿por qué no pensar que la construcción de la pirámide llevo mucho más tiempo del que conocemos? Esto resolvería el problema temporal tan importante al que nos enfrentamos, acerca de la Gran Pirámide.

La datación de las muestras de carbono de los bloques centrales y otros materiales revelaron, en 1984, un promedio de 374 años antes de lo que actualmente se acepta y, en el de 1995, una media de 100 a 200 años.

Si cambiamos el marco de 23 años a 400… la cosa cambia radicalmente. Incluso si fueran solo 100 años, dicha construcción sería mucho más sencilla.

Si tomamos un promedio de los resultados obtenidos en 200 años, esto significaría trabajar en vez de 3 bloques al minuto, 3 bloques cada diez minutos… la cosa cambia y casi justifica el grado de perfeccionamiento que tiene. No es cosa de tecnología, sino de dedicación.

Por lo tanto me inclino a pensar, que dicho intervalo no es producto del error de datación admisible, si no que ofrece un resultado real. Es decir, que la Gran Pirámide tardó en construirse, como mínimo, 100 años, si no más.

A continuación, vamos a buscar algunos antecedentes de usurpación, los cuales puede que nos den algunas pistas para esta teoría…

La pirámide de Huni y Snefru

¿Cómo se construyó la Gran Pirámide?

Estatua del Rey Huni (Museo de Brooklyn)

La primera de las pirámides del faraón Sneferu tiene un interrogante que aún no se ha podido resolver, puesto que muchos arqueólogos piensan que la pirámide de Meidum perteneció en un principio al Rey Huni y que posteriormente fue objeto de varias modificaciones, algunas de ellas posiblemente de mano de su descendiente Sneferu.

La pirámide de Meidum, sufrió varias transformaciones en su construcción, probablemente tal y como pasó con la pirámide escalonada del rey Zoser. Puesto que nos hemos propuesto en esta teoría aportar pruebas de cada punto que decimos, para ellos nos basamos en que de las piedras que se retiraron de su excavación se encontraron varias marcas de cantero con “dibujos” de pirámides escalonadas, con 2, 3 y 4 escalones. En primer lugar pudo ser una mastaba gigante rectangular, para ir creciendo en escalones. Finalmente pudo tener 7 u 8 de acuerdo a Sir. Edwards sucediendo diversas transformaciones en varias etapas que aún se ocultan en el corazón de la estructura que aún queda en pie. (3)

Entre 1910 y 1912 un ayudante de Petrie, G.A. Wainwright, decidió hacer un túnel, desde la cara Este hasta el centro de la pirámide y se fue topando una a una con las capas que anteriormente hemos citado. E incluso pudo identificar lo que pudo ser la mastaba original maciza y el posterior origen de una pirámide de 3 0 4 escalones. (4)

En 1882 Maspero fue el primer arqueólogo moderno en entrar en la pirámide y no halló indicio alguno de sarcófago, si bien pudo constatar que ya había sido profanada por, seguramente, buscadores de tesoros. Entonces, ¿Cómo sabemos que también perteneció a Esnofru?

En la cámara y en el pasadizo del templo mortuorio hay algunos grafitos hechos por visitantes de la Dinastía XVIII que indica que en aquella época se pensaba que dicha pirámide pertenecía al faraón Esnofru. (5)

Si esto fue así, es probable que Esnofru utilizara el monumento de su ancestro, para convertirlo en suyo. ¿Por qué no pudo Keops hacer lo mismo con algún otro monumento anterior?

Probablemente, en un principio, lo único que había de la Gran Pirámide pudo ser la cámara del Caos, pues es la única que está excavada directamente en la tierra. El pasaje descendente empezaría en la línea que separa la tierra de la propia pirámide, donde señala la flecha en rojo.

¿Cómo se construyó la Gran Pirámide?

Continuará…

Notas:

(1) Según la cronología de Von Beckerath

(2) http://www.aeraweb.org/projects/how-old-are-the-pyramids/

(3) Las pirámides de Egipto I. E. S. Edwards p. 87

(4) Ídem p. 89

(5) Idem p. 103
Advertisement